Make your own free website on Tripod.com
-
SITIO WEB DEDICADO A LA DIFUSIÓN DEL CICLOMONTAÑISMO COLOMBIANO / TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS © / TEL (1)2587211

Crónicas

BC Bike Race Canada / BTT en España / Mundial carreras de Aventura /
Leo hace historia / camino Santiago / Podium en australia / 4600 mas cerca de las estrellas
Historia de mtb en Colombia / mtb desde australia / cronica por Santander / Un dia espacial: Laura campeona mundial
Panamericano 2008/ Cronica desde Alemania / Una carrera de aventura / carrera del fin del mundo / copa mundo Madrid

BC BIKE RACE- RELATO EN CANADÁ

Por.Sergio Alejandro Paez
Noviembre de 2008

BC BIKE RACE 2008

El BC BIKE RACE llegó a su segundo año en julio pasado, promocionada como la mejor carrera por etapas del mundo en cuanto a “single tracks” se refiere. Y fue precisamente esa publicidad la que nos hizo gastar hasta el último céntimo que teníamos para llegar hasta el estado de British Columbia en Canadá para ser el único equipo suramericano en competencia, el único de esta zona del planeta dentro de una delegación de 40 países, algunos tan raros como Guam. El evento planteaba un desafiante recorrido de casi600K en 7 etapas, equipos de 2 personas, recorriendo los mejores parques del Mountain Bike del oeste de Canadá. Etapas entre 85 y 130K cada día, con tiempo estimado por día de 5 horas para los ganadores y de 10 para los últimos. Algunos de los mejores equipos del MBT mundial como el Subaru, Cannondale, Rocky Mountain, etc estarían pedaleando exactamente por los mismos lugares que nosotros lo haríamos y eso ya era una motivación adicional para no dudar un momento en atravesar medio mundo y ponernos en la tarea de obtener nuestra medalla de “finisher”, reservada solo para todos aquellos que completaran el 100% del recorrido dentro de los tiempos mínimos establecidos. Lo que para algunos sería una tarea fácil, para la mayoría sería una dura batalla en pos de la ansiada medalla.

La primera impresión

7 días compitiendo en los inmensos bosques canadienses equivale casi como irse a montar a otro planeta. Incomunicados del mundo exterior, la vida se convierte en una rutina con precisión militar, donde no se puede fallar en 5 minutos en ninguna de las tareas diarias. Allá la puntualidad es asombrosa. Si decían que algo era a las 9:00, no era a las 9:01, era a las 9:00. Y nos daba "algo" al ver como 500 bikers funcionaban como un rebaño programado por computador y nunca necesitaron que se les esperara ni por un minuto. Digno ejemplo a seguir.

Y las trochas???? Bueno, como decíamos con Mauro (mi coequipero), las palabras no nos alcanzarían para poder describir semejante infraestructura "trochera". Es imposible decir algo con solo palabras, lo único que hay por hacer es ir y montarlas, sentirlas, disfrutarlas, enfrentarlas. Algo si es muy claro, "de eso no hay por aquí". No existe un lugar como ese en toda Colombia. Pensábamos y pensábamos que lugar se parecía a todo eso que nuestras llantas pisaban metro a metro y nunca pudimos encontrarlo.

Allá las trochas por donde van las bicis no son las que abrió el campesino con su ganado,allá los mismo bikers se viven poniendo el "overall" domingo a domingo para CONSTRUIRLAS a su gusto, para que tanto la bici como uno mismo, se sienta 100% pleno con lo que hace. No hay pasos imposibles; son difíciles y de saber calcular y tener el valor de lanzarse, pero todo es posible en ese planeta del mountain bike. Bastaron solo un par de kms para cogerle toda la confianza del caso a cada centímetro de trocha, a cada puente de madera, a cada tronco volado sobre las quebradas, a cada curva,  a cada zig zag, a cada peralte..... , como si nos conociéramos de toda la vida. Nos dimos cuenta que esa vaina estaba hecha y pensada para que la bici pase, no para que uno se caiga, es solo cuestión de dejarse llevar por las toneladas de adrenalina que empiezan a fluir en cada trocha y listo, la diversión esta 500% garantizada.

Porque eso es Canadá y sus "single tracks", caminos hechos para la bici y para el que la monta, nada más. Por ahí no pasan sino bicicletas.

Y las hay de todas las clases, gustos, dificultades, largas, cortas, empinadas, planas, con raíces, con piedras, con puentes rectos, en curva, en subida, en bajada, etc, etc, etc, etc. Las hay como uno las quiera!!!!

Hubo tramos que uno decía "me maté", pero sobre el mismo instante de tiempo decía "pero si va a ser así, pues que me muera aquí mismo, pero no me bajo ni a palo" y de manera asombros la bici pasaba y seguíamos en carrera. Cosas que uno pensaba que no "eran posibles", lo fueron totalmente. Por eso digo, están hechas para que la bici pase, no para caerse, es solo cuestión de buscarle "la línea". Es que subirse a un tronco caído de un metro y medio por una rampa, sin saber que va a haber al otro lado no es cosa de todos los días. Y una vez en la cresta, no había más que hacer que dejarse caer o bajar por unas diminutas tablitas de no más de 20 cms de ancho, con más de 45° de inclinación.


Las etapas

Ni lo bueno dura para siempre ni tampoco siempre está en la puerta de la casa. Para poder llegar hasta en lugar de salida en Lake Shawnigan en la Isla de Vancouver, nos tocó viajar 23 horas en avión. Eso ya mostraba a las claras que si uno decide meterse semejante viaje, es por algo.

Pero las trochas tampoco iban a estar en toda la salida de cada etapa; si uno las quería, tenía que ganársela con kms y kms de puro pedal por carreteras destapadas, calor, calambres, cansancio e incluso dolor. Es que cuando una etapa tiene 95 o 127 kms, es imposible que todo sea trocha, sería una locura. Entonces 20 o 30 o hasta 40K de trochas eran más que suficientes, pero y el resto? Bueno, esa era la parte “harta” del día, pero necesaria.

Resulta imposible describir etapa por etapa, porque 570K terminan por mezclarse unos con otros. Lo que sí es muy claro, es que la dificultad va en aumento. Como cuando un grupo de rock comienza un concierto con temas acústicos y poco a poco va “subiéndole el tono” hasta terminar con pura guitarra eléctrica, tirándose en el piso y hasta entre la gente.

Los primeros 3 días las trochas resultan rápidas, muy entretenidas y con el sabor que la bici de doble sobraba por momentos. A medida que aparecen los primeros puentes de madera es cuando uno empieza a sentir porque es que se pegó semejante viaje. De eso no hay en esta latitudes! Los primeros son cortos y no muy altos, apenas para dar confianza. Pero de repente en medio de toda esa adrenalina que fluye sin cesar empiezan a aparecer los que se ven en la TV. Ya tenían curvas e ingredientes adicionales que le ponían un sabor extra y fuerte. Se entraba aun puente de madera y de repente le daba paso a un muy estrecho tronco, al cual le habían cortado la cresta para hacerlo plano por encima. Y que podía uno hacer cuando lleva 30 mts de puente y de repente se lo vuelven tronco de apenas 20 o 25 cms de ancho? Pues nada, hacerse el equilibrista y tratar de llegar al otro lado sano y salvo, aunque en una ocasión no tuve esa suerte y dando una curva en pleno puente, el timón tocó un árbol y zas, “fuera abajoooooo”. Por suerte los reflejos de gato siguen intactos y caí parado en medio de un montón de ramas y troncos caídos.

Hubo otros momentos en que bajando por una trocha en línea recta, a lo lejos, abajo, se veía un delgado tronco que unía el camino que estaba separado por una quebrada. Tendría unos 3 o 4 mts de alto. La primera impresión es pensar “eso no lo paso sino caminando”, pero a medida que se va acercando empieza a creer en uno mismo y cuando tiene el tronco a tan solo 1 metro de distancia siente que también es capaz de hacerlo y zas…..me lanzo sin temor, adoptando una posición en la bici que nunca antes había tenido, ni la había preparado, pero que mi instinto de conservación me hace adoptar. En menos de 5 o 6 segundos me encuentro al otro lado y veo como la adrenalina que estoy produciendo podría llenar miles de barriles.

Lo que más hubiera querido en ese momento era poder parar, devolverme y repetir una y otra vez tantas y tantas secciones súper emocionantes que la carrera me brindaba, pero eso era imposible, estábamos contra el tiempo y no nos podíamos detener casi ni a tomar una foto si queríamos la medalla.

Si uno cree que no es bueno dando curvas porque casi nos las practica, en el BCBR puede hacer un Doctorado en curvas de todas las inclinaciones, grados, formas y figuras posibles. Si uno cree que bajar por entre puros peraltes debe ser muy emocionante, el BCBR le ofrece tramos “eternos” de solo curvas peraltadas, hechas como con un pincel, de una perfección total. Que placer es bajar en ese tipo de terreno. Si uno cree que no le tiene el tiro ala altura del escalón que se deja bajar con la silla arriba, el BCBR le pone en el camino “n” mil escalones de todas las alturas y dificultades posibles. Es ahí donde uno entiende que la silla no hay que bajarla salvo casos extremos. Y además que la bici es un aparato diseñado para pasar por donde sea. Si no pasa es simplemente porque uno no quiere o no cree.

Como describir algunos tramos rápidos de muchas curvas? Fácil, como si uno se fuera a uno de esos parques gringos llenos de montañas rusas y se montara en una súper rápida, que no vibran para nada. Esa es la sensación, la de ir montado en un aparato de esos, con la diferencia que uno mismo es quien decide que tan rápido ir. Y obviamente, íbamos sobre nuestro propio límite.

Los días 5, 6 y 7 ya son de otro calibre. Ahí es cuando Gustavo Cerati (guitarrista de Soda Stereo) saca su artefacto y lo pone a vibrar en todo un estadio repleto de gente, para que en la 6 y la 7termine con un público delirante y al borde de la locura. Esa es la mejor manera de describir esos días finales. Un concierto de pura bici rockanrolera en un estadio repleto de fans. Es increíble la cantidad de adrenalina que uno llega a producir, en ese momento no importa nada más en el mundo, somos solo la bici, la trocha y yo, dando lo mejor de cada uno, sacándole hasta el último centavo que costó la bici, el último peso que costó llegar hasta ese lugar y sacándose uno mismo hasta el último grano de pericia, ese que tenía reservado solo para un momento como ese.

Repito, toda esa diversión no es gratis y toca pedalear mucho para ganarse ese botín, pero lo vale cada centímetro.

El paraíso si existe.


MI PRIMER CONTACTO CON EL MTB (BTT EN CATALÁN) EN ESPAÑA.

Por.Aleksey Pertuz B
Noviembre de 2008

Volta a Collserola 2.008 – Probike 2.008

Hoy después de 6 Meses,en mayo de este mismo año y por motivos laborales, llegue a España, a Barcelona, norte del país y capital de la Comunidad Autónoma de Cataluña, ciudad en la cual, además del castellano se habla el idioma Catalán, lengua autóctona de está zona de España.Es una ciudad con un elevado nivel de desarrollo industrial y turístico al igual que la gran amabilidad de sus habitantes.

Todo se hace en función del desarrollo integral de las personas, al punto que hay un sistema de transporte público en bicicleta, además, de los convencionales: Metro, Bus, Tranvía, Nigtbus etc.Bicing, es su nombre y se maneja en función del tiempo y con estaciones. Www.bicing.comes su dirección en la Web.

La primera tarea fue instalarme, tarea que fue bastante difícil ya que mis costumbres eran diferentes; con el pasar de los días empecé a echar de menos mi familia: mis hijos, mi esposa, mi madre, la sobrina que no conocía, mi hermano; adaptarme al trabajo fue también algo difícil; se maneja tecnología de punta en todo: Tiendas de Óptica, Equipos de Graduación, Administración y en todo lo correspondiente a mi profesión, en fin, todo los aspectos de la vida cotidiana y laboral.

En Colombia mi deporte habitual era el Mountain Bike y como todos sabemos lo hacia competitivamente, así que a los pocos días de llegar empecé a echar de menos la bicicleta .Traje para una nueva etapa en mi vida la Bici de Carretera, por lo menos para no descuidar mis entrenamientos porque pensaba seguir compitiendo .Entonces, faltaba lo principal: la bicicleta.En Colombia había dejado en esa labor a mi amigo Andrea Bianco quien con sus contactos en Italia me haría más fácil esa tarea.

Al principio todavía tenia frescas las energías de los entrenamientos, el recuerdo de ese mundo de las competencias me empezaba hacer falta; asistí como espectador a varias competencias: Copa del Mundo en Madrid, Campeonato del Mundo en Italia, competencias regionales, pero faltaba competir, entonces, la opción más lógica era buscar una tienda de bicicletas para que me orientaran; asistí a la más grande de Barcelona: Probike. Alucinante la Tienda…: 1500 mts2 de todo tipo de bicis de competencia, 3 plantas, las mejores marcas, los mejores accesorios y hasta con pista de pruebas propia dentro de la tienda .Algunos dependientes en la sección de Carretera me dieron ideas de rutas a seguir para poder entrenar mientras esperaba que me enviaran la bici de Italia.Esto nunca paso.

Con el pasar del tiempo .Acomodándome a la ciudad, al trabajo, a la vivienda y a mi nueva vida; descuide la competición .Empecé a echar de menos todo: mi vida en Colombia, la familia, en fin todo, a diario estaba en contacto con Colombia vía Internet y para sorpresa mía aparecen los verdaderos amigos: Margarita Hernández, Julián Pertuz, Ana Barrios, Napoleón Hernández, Andrea Bianco, José Gómez; gracias a ellos y a sus mensajes de apoyo aguante los primeros meses, pero, no encontraba forma de competir y cada vez se tornaba más difícil el entrenamiento porque ya no había motivación: ¡ Competir y tratar de ganar !.He llegado a la conclusión que básicamente estoy en este deporte es por la competición, no entrenaría sino hay competencias….

A los pocos meses una de mis compañeras de vivienda: Edna Vallejo, me presento a un amigo catalán: One Muros: Ciclista de Ruta, fue él quien poco a poco me fue enseñando nuevas rutas en carretera para entrenar y salir por lo menos los domingos, y sí, me convertí en ciclista de fin de semana.

Ya en vísperas del invierno y esperando la llegada de mi familia, conocí otro amigo por intermedio de One: Ignasi Reselló también rutero y aficionado a la bicicleta con el que salíamos también los fines de semana y por coincidencia es amigo de uno de los propietarios de Probike: Mía Cahué. Nuevamente asistí a esa tienda, pero está vez no como aficionado sino a una entrevista con el Gerente General: Mía. Después de leer mi Hoja de Vida deportiva decidió auspiciar la temporada 2.009.

Sí, lo que nunca logre en Colombia lo he logrado en 6 meses en España: competiré en el Club Probike en el calendario Español de BTT, con auspicio general para las competencias .Categoría Veteranos.Esta es la diferencia de los empresarios Europeos a los Colombianos, están dispuestos a buscar en todas partes maneras de promocionar sus marcas y lo que representan.www.probike.eses la dirección de la tienda en la Web.

Este domingo: Noviembre 16 de 2.008 se realizó una Marcha, Ciclopaseo. Me invitaron y para sorpresa mía me prestaron una bici de montaña, imaginarán mi alegría y sorpresa .Regularmente en nuestro país esto nunca sucedería y menos a alguien que acaban de conocer y solamente tienen referencias: una KTM TEAM LC 2.008 en carbono con XTR.

Volta a Collserola 2.008 – Probike 2.008”, se llamaba el evento.El Collserola es una sierra que rodea Barcelona en su parte Oeste, en el Este está el Mar Mediterráneo.

Vuelta Perimetral al Parque de Collserola.Total 68,27 Km. Desnivel +1692 -1.692

Fue mi primer contacto con el BTT en España, después de 6 largos meses.Como todos sabemos estos ciclopaseos suelen convertirse en competencias disimuladas y efectivamente desde el principio se armaron grupos según el ritmo de cada uno.

Partimos 150 Biker de las puertas de la Tienda, todos enfundados con las súper bicicletas, aquí no se maneja nada a medias todo es el tope, y en todo; escoltados por dos Mossos E'squadra en moto, policía española.esde el principio se seleccionó el grupo, en las empinadas calles hacia el Collserola ya éramos 14 ciclistas en punta .Generalmente nos agrupábamos cada 5 o 10 Km. para no perder la ruta, siempre liderados por David Peña: Élite Catalán de Ciclo-Cross y dependiente de Probike; el recorrido espectacular entre pueblos, bosques frondosos, lagos, ríos, sitios de recreación y recorridos de todo tipo: trialeras, caminos destapados, descensos técnicos y rápidos, ascensos largos y cortos mejor dicho puro BTT, algo parecido al Parque Nacional en Bogotá pero en 68 Km.Cuentan ellos que en esta zona raramente se repite un recorrido por su extensión .Finalizaba en el Tibidabo, cerro tutelar de Barcelona en el que hay una Iglesia y un parque de atracciones.

Los últimos 3 Km., después de habernos agrupados por última vez se hicieron a tope, en asfalto, al punto de encuentro llegamos en su orden David Peña, Aleksey Pertuz y 3 biker más de Probike .Después desgranados el resto del grupo en el cual habían todo tipo de Bikers. Seguidamente se disfruto de un delicioso Pica – Pica, Pasabocas.

Tiempo total de recorrido 3H:53’ del primero

Tiempo total de recorrido 6H:35’ del último en llegar.

No me arrepiento he conocido cosas que jamás hubiera imaginado, incluso con un cierto grado de aventura: se que mi familia me apoya y eso es suficiente, es por nuestro futuro….

El próximo relato espero hacerlo después de haber participado en una competencia oficial.

apertuzb@yahoo.com


COLOMBIA EN EL CAMPEONATO MUNDIAL DE CARRERAS DE AVENTURA

Por: Claudia Botero Team Rios y Canoas
Noviembre de 2008

FORTALEZA – BRASIL Nov. 02-08

Desde 1994 empecé a hacerle el seguimiento a las carreras de aventura, me sentaba frente al televisor todas las noches junto a unos amigos que compartíamos la misma pasión por la bicicleta y la montaña y veíamos la transmisión de los Ecochallenge por Discovery Chanel, veía todos esos atletas pasar por tortuosas jornadas de trekking, bicicleta, remo y cuerdas, veía como sus manos y pies sangraban y aun así sacaban fuerzas para continuar y pensaba, no sé por qué, algún día haré eso, ese es mi deporte… pasaron algunos años antes de aventurarme en este deporte de gladiadores mentales, pues definitivamente se corre, se lucha, se pelea con la cabeza más que con el cuerpo.

Realmente fue muy emocionante encontrarme con atletas curtidos y veteranos que desde el 94 los veía correr leyendas y prácticamente creadores de este emocionante deporte. Allí estaba, y pensaba, Dios en qué me he metido?... todos los duros de la aventura, muy bien preparados, muy bien equipados y por supuestos con excelentes patrocinios lo cual les da un poco mas de ventaja, pero no importa cuando se es mas luchado se disfruta más…

El domingo 2 de noviembre fuimos transportados del parque natural Jericoacoara hacia otra ciudad, Paranaíba… allí tomamos otro transporte que nos llevaría y nos tiraría literalmente en medio del desierto a 40º a esperar la partida más larga yansiosa de mi vida… estuvimos 3 horas esperando el sonido de la chicharra y la orden de partida a los 60 equipos que asumimos este reto por parte del helicóptero. Debíamos correr 28 km. en medio del desierto, dunas de arena muy difíciles de escalar, vientos cargados de arena muy fina y un sol implacable. Desde la partida los “duros” tomaron su lugar y no los volvimos a ver en toda la carrera, llegamos al primer PC (Puesto de Control) y PT (Punto de Transición) en el puesto 32, bueno esto apenas arranca, pensábamos… debíamos tomar los Kayaks y a aventurarnos a remar por un río que salía al mar, a contracorriente, fueron 90 km. interminables con olas altísimas, vientos muy fuertes y lo más difícil, siempre a contracorriente.

Llegamos al siguiente punto de transición a las 7 de la noche del siguiente día, (lunes 3 de nov.)llevábamos casi 24 horas sin ver a la asistencia. Allí retomamos fuerzas comiendo muy bien, hidratándonos y alistando nuestras bicicletas para la jornada más larga de bicicleta que íbamos a tener, 106 km. en el trayecto llamado “Paso del Infierno”, llamado así por sus altas temperatura, a la sombra a 42º (que no existe, solo la sombra que nos acompaña)nada de agua, ni tiendas, un desierto donde el único que habita es el dueño del infierno… Nosotros tuvimos la fortuna de hacer el cruce en la noche y no sufrimos tanto como otros equipos.Ya en la mañana hicimos cambio de zapatos, ahora nos tocaba un largo trekking, subir y bajar dos calientes, secas y tortuosas montañas y ahora si nos tocaba al medio día; allí vimos equipos sufrir por el fuerte calor, unos pobres Polacos con hipertermia, los aguerridos españoles perdieron su rumbo y tuvieron que apostarle a la retirada, pero afortunadamente nosotros pasamos sufriendo un poco por el calor, pero logramos llegar al siguiente punto de transición, unacorta pedaleada y a tomar nuestro equipo de cuerdas y hacer solo 20 km… bueno pensamos que sería rápido, pero nos topamos con 5 km abriendo camino literalmente en el filo de una montaña, escalando, agarrados de rocas, árboles, raíces, un poco enredados con la vegetación y adicionalmente con el peso del equipo de cuerdas .

Era nuestra tercera noche con tan solo 1 hora de sueño y ya el cansancio empezaba su trabajo en nuestros cuerpos, aquí es cuando es necesario poner a trabajar nuestras cabezas, pues es fácil decir no más y me acuesto a dormir; pero también sabemos que es necesaria la noche para avanzar pues hace menos calor. Caminamos prácticamente dormidos, dando patadas y tropezones, pero aun así avanzamos. Después de 3 horas y solamente 5 kilómetros de recorrido, marcamos un PC en el filo de la montaña y seguimos a buscar el PC del Rápel, una cascada en medio de la nada…. Allí tuvimos que parar 1 hora obligatoriamente, un buen descanso pero difícil dormir. Bajamos y seguimos el rio (seco) para encontrar el camino hacia un nuevo ascenso por un desfiladero casi en vertical, unos 2 km. por el filo de la montaña, escalando y sin cuerda de vida, un poco peligroso, pero a eso venimos… “subamos y no miremos hacia abajo, está prohibido”; la recompensa una espectacular vista de valles, montañas y sitios indescriptibles: “por estos momentos y estos retratos mentales es que corro carreras de aventura”. Bueno seguimos caminando por entre la montaña y debíamos encontrar el punto para realizar el Jumar (técnica para subir por una cuerda) en esta prueba sufrí un poco pues tenía una tendinitis severa en mi mano derecha por la remada y me costaba realizar fuerza. Paramos 3 horas obligatorias, en un sitio muy caliente poca sombra y dormir se hizo muy difícil, después nos encontramos con la asistencia que nos recompensó con buena comida, hidratación y hasta un delicioso helado. Tomamos nuestras bicis, debíamos recorrer 60 km., los caminos siempre iguales, de pura arena fina, difíciles de pedalear, paisaje muy seco, muy caliente y siempre a más de 40º, nos tocaba siempre cargar mucho líquido hasta 4 litros de agua pues en el camino no se consigue.

Llegamos en la noche a tomar los kayaks, debíamos recorrer 60 Km por un río que estaba seco, calculamos unas 12 horas… gastamos 20 y remamos el 20% de su trayecto, y el resto arrastrando los kayaks… ya las últimas horas se hicieron difíciles, la comida empezó a acabarse; el agua del río no se podía tomar, y a pesar de que había algo de agua era un infierno…empezamos a perder sentido de la realidad y el tiempo… hemos superado nuestra 4ta noche y nos quedaba una fácil pedaleada de 30 km.Qué equivocados estábamos… nuestro navegador (español) que lo hizo muy bien durante la carrera, perdió el rumbo en ese momento, pues el cansancio y la falta de sueño hizo que se desconcentrara y perdiéramos el camino correcto, tuvimos que parar y esperar que amaneciera para tomar con mas lucidez el camino nuevamente, pero lo mismo, caminos de arena y mas arena… Llegamos al PC 21 (Caocim), a las 7 am del viernes 7, tranquilos porque el plazo para tomar las velas era hasta las 10:00 am, pero sorpresa! Habían cerrado el PC de las velas a las 5 am, por cambios de vientos y tendríamos que esperar hasta la madrugada del sábado para intentarlo, mortal noticia para el cuerpo, las peladuras y el deseo de terminar… Tuvimos que parar y esperar 19 horas (tiempo muerto por cambios de la organización), para embarcarnos en un velero pesquero tradicional de la zona, arrancamos a las 3 de la mañana con tres pescadores que remaban mejor que cualquiera de la carrera, ellos tenían su propia competencia. 4 horas navegamos y desembarcamos en una linda playa… ya solo 10 km nos separaba de la meta!!!... sacamos fuerzas de donde no las tenemos y empezamos a correr como si acabara de arrancar la carrera, sentía la emoción de todo el equipo, nohablábamos tan solo corríamos y cada vez veíamos más cerca la duna que nos esperaba que indicaba que la misión sería cumplida, llegamos a la duna, saco mi linda bandera tricolor, se hondea orgullosa y llegamos a la meta … logramos terminar una de las pruebas más exigentes del mundo, solo unos pocos tenemos este privilegio. Mi corazón late muy fuerte, mis ojos un poco aguados y una sonrisa que aun la tengo, sonrisa de satisfacción!... he cumplido uno de mis grandes retos deportivos… participar y terminar unMundial de Carreras de Aventura(AR Worldchampionship).

Tiempo de carrera: 6 días (117 horas)

Ranking general:

1- Orion – Nueva Zelanda2- Nike – Estados Unidos
3- Sole – Estados Unidos
4- Oskalungas Sundown – Brasil5- Quechua – Francia

28-Ríos y Canoas – Colombia
37- Bosi – Colombia
44-Saferbo – Colombia

 

LA CARRERA DEL FIN DEL MUNDO

Por: Jaime Bernal
Noviembre de 2008

Buen fin de semana aunque pasado por agua. Sirvió para replantear que es una carrera dura y una exageradamente dura, hablando en la modalidad maratón.

Habiendo estado en las 7 versiones de Otanche y 2 de Muzo donde creía que era lo mas duro que se hacia en mtb en Colombia, hoy retiro lo dicho y pongo en lo mas alto del podio de carreras de largo aliento a "LA MARATON DE LA SERRANIA " fue una experiencia que estoy seguro jamás se me olvidará después de 146 kms tortuosos y duros en todo sentido de enfrentar las mas duras adversidades de la naturaleza llanera, de sufrir y superar 7 "pálidas" y quemar mas de 10.000 calorías, me quito el sombrero ante esta dura prueba.

Desde una semana antes hablando con un corredor que había estado en la primera versión y que me comentaba que llevara comida de mas porque pasarían horas sin ver una tienda o una casa y mucho menos personas . No se equivocó ni mucho menos cuando me dijo que llevara una linterna por que mínimo estaríamos llegando a las 7 de la noche.

Ya con eso el miedo estaba sembrado, afortunadamente di con un excelente compañero; JAVIER RABELO quien siendo un élite y excelente corredor se lleno de paciencia para afrontar conmigo tan dura prueba es lo mejor que pude haber hecho porque con otro no hubiese funcionado, por intolerancia o por deficiencia física o peor aun inexperiencia.

Madrugamos con Giovanni Cantor experto en esta clase de pruebas, ya la postre ganador de esta versión llanera y ganador del reto Quetzal en Guatemala. Esa era la moral.

Desayunamos como de costumbre procurando hidratarnos muy bien. La salida un poco demorada esperando algunos corredores y equipos. Al final creo que fuimos 40 equipos los que tomamos la partida.

Salimos a las 9:00 am en lo fino del sol, altura promedio 350 msnm, la temperatura oscilo entre los 26 y los 39 grados, no había ni una sombrita. Al principio hablamos todos los Bogotanos y los de Cundinamarca que le íbamos a dar suave porque no conocíamos el recorrido pero no fue sino que Fabio Guerrero, el comisario continental, bajara la bandera para que empezara la estampida, parecía una carrera de cross country y fue así durante 30 kms hasta cuando una caída muy fuerte ocurrió en el lote puntero donde estábamos Giovanni Cantor, Pinilla, el chavo. Fuya, Jorge Jiménez, Angelita Parra, Rabelo y Yo. Por estar en la cola del lote nos salvamos. Los damnificados: Ángela,Jorge y Fuya.

Aprovechamos todos a fugarnos y empezó la tortura, nadie quería dar el brazo a torcer y fue así durante 20 kms. Luego nos llegaron los accidentados y lo menos que podíamos hacer era aguantar la rueda de Ángela  Parra que llevaba un paso demasiado fuerte y a veces jalada por jorge. No quise ayudar en la fuga por que no tenía con que y rabelo siempre como escudero apoyándome para no perder tiempo hasta que llegaron los bancos de arena y caí en uno de ellos, oportunidad aprovechada por Ángela para sobre pasarnos.

De ahí en adelante fue sufrir y resistir hasta que llegamos al punto de control donde estaban inclusive los primeros comiendo, re hidratando y aprovisionandose para lo que sería el retorno. En ese punto estábamos de 7 y empezó la tarea de tratar de cuidar el puesto y perseguir a los equipos de adelante, cosa que logramos armando un lote bueno con el equipo llanero, muy fuerte por cierto y Víctor Ramírez"el amasado" y Johan Weswler. Le dimos así como 20 kms hasta que nos reventaron y decidimos entonces seguir a nuestro paso para poder llegar. Por lo menos la lluvia cayo un poco y sirvio porque refrescó el ambiente y fue menos duro por ese lado.

Cuando llegamos a lo que pensábamos sería el final, faltaban aun 30 kms. Que desilusión, pero se nos olvido esta cuando a lo lejos, por hay a 3 kms observábamos un corredor que nos perseguía, eso nos motivo a darle con todo o mas bien con lo poco que nos quedaba. Coronamos la autopista, llegamos al alto de Menegua y de ahí  hasta puerto López dándole con el alma.

En total fueron 146 kms los que marco el polar, 9.925 calorías, velocidad promedio 21.5 por hora, temperatura máxima 39 grados, mínima 26, velocidad máxima 51, No se donde pero 51, tiempo total de carrera 6:32 minutos 

Los ganadores al final 5:45 minutos el sexto equipo tan solo nos saco 7 minutos, que corredores tan buenos todos los que participaron. A  las 6:00 pm aun llegaban algunos corredores mis felicitaciones por tanta verraquera. Ojalá el próximo año la realicen nuevamente, vale la pena participar, el paisaje inmejorable, la belleza de la llanura paga todo, el clima implacable, la gente sencilla y humilde.  

Secreto para la próxima llevar buena sal y no tanto dulce unos grips en espuma camiseta que abra completamente y no olvidar las gafas por la cantidad de arena.

A la llegada una espectacular mamona exquisita y una sopa muy rica propia de la región solo un punto negativo ante tanta belleza, no hubo medalla y eso para mi si era importante, mas no la plata por que esta se gasta y lo único que queda es el recuerdo de una medallita, pero mil felicitaciones camaritas, la sacaron del estadio por que lograron que para 80 personas incluido el comisario no se les olvide la carrera  que parecía EL FIN DEL MUNDO.

Jaime Bernal

 

UNA CARRERA DE AVENTURA

Por: Carolina Ahumada
Noviembre de 2008

De repente me encuentro subiendo por un camino real. Son las 6 de la tarde.. miro atrás y veo la luz que aún queda de un atardecer.  El sol se ha ido pero nos ha dejado su calor en la tierra y los árboles se encargan de refrescar el ambiente.
Escucho atrás voces de gente. Sigo a otros que van por el mismo camino. Empiezo a oir el sonido de los animales de la noche.. grillos, chicharras. Mis pies solo repiten los pasos de mi mirada que sigue un tenue rayo de luz y apenas deja descubrir la silueta de las piedras. Mis piernas ya no son tan dueñas de su andar, pues por más de una hora han cruzado subidas y bajadas y ahora tienen que acudir a la memoria de todas las montañas que han recorrido antes, para solo repetir el movimiento. El camino es tan empinado que apoyo mi mano en las piedras, y en ese contacto aprovecho para pedirles que me presten su dura coraza. Abrazo mi mano en los árboles y les pido que me den su fortaleza, su milenaria energía.
 
( Aclaro.. No estoy en una excursión de boyscouts, no estoy perdida en el bosque, ni tampoco estoy secuestrada en el monte. )
 
Al llegar arriba, empiezo a trotar por un sendero de tierra negra. Ya hemos salido del camino real, la vegetación alrededor se despeja y me deja cara a cara con el espacio, inmenso, oscuro. Una estrella brilla, otras se empiezan a descubrir. Ya hemos dejado atrás las voces de quienes me seguían, y hasta de quienes iban adelante, pues la subida es mi especialidad. Ahora todo se vuelve más emocionante. Mi compañero (Alejo) me dá la mano para avanzar más, y nos escapamos en la oscuridad. Ni las linternas queremos prender porque la luna nos alumbra el camino.
 
Alejo revisa el mapa, mientras yo leo la ruta a media luz. El busca un atajo para llegar al siguiente punto, pues hay un gran desvío que quiere evitar. Yo solo lo sigo, el es el navegante, confío en él, pero  preguntamos a las personas que encontramos en el camino y no hay atajos, así que tenemos que seguir la ruta trazada. Vemos el brillo reflectivo de los camelbaks, los tenis y los estrobers de los equipos de adelante, y es ahí cuando me emociono más. El Cromosoma R  (el de la aventura) se despierta, y quiere alcanzarlos. Inmediatamente el cuerpo y la mente se vuelven cómplices en la misión.    (Nota: Tampoco es una carrera de observación)
 
Sin embargo el objetivo no son ellos.. somos nosotros. Hemos entrenado durante muchos años andando por las montañas, pedaleando por las trochas, cruzando ríos, rodando por el mundo. Amamos el aire puro, el fresco verde, el olor de la tierra, el agua, el sol, los colores de las flores, la textura del desierto, la variedad. Nos gusta exigirnos, llegar más alto, más lejos, y porqué no, más rápido.
Nuestros pies están marcados por el andar, nuestras piernas tienen impresos los pedales y uno que otro tatuaje de un piñón. Nuestra mente ve un mapa y empieza a volar. Nuestros corazones solo quieren saber .. no cuál, ni en dónde...  sino cuándo será nuestra próxima oportunidad de compartir y vivir todo esto, rodeado de gente y amigos que vibran en la misma frecuencia de la naturaleza, de la aventura, de la libertad, haciendonos sacar a relucir todas nuestras fuerzas, entregar nuestra alma, dejar nuestro corazón.
 
En la bajada nos hemos "descolgado" trotando a un paso en el que casi me siento volar. Solo le grito a Alejo.. inercia !!! porque hacia arriba, y hacia abajo, esa es la fuerza que me empuja (o que me hala) hacia mi objetivo, hacia el más allá. Pienso en todo, menos en frenar. Abro mis brazos como alas. Siento el viento en mi cara y le pido que se ponga a favor, que me ayude a mantener el vuelo. Mis tobillos están firmes, ellos tienen claro el propósito y saben que no se pueden dar a torcer. Sin embargo, en un desnivel mi pie izquierdo alcanza a girarse. Pero está tan fuerte y elástico que lo que podría ser una lesión, pasa inadvertido.
 
Vamos tan rápido que ahora no hay nadie alrededor. Solo escuchamos un motor y vemos unas luces que se encienden como rayos. Un flash es lo único que le compite al brillo de las estrellas y de la luna. Son los acompañantes, los fotógrafos, nuestros amigos, velando por que todo esté bien. No pierden detalle, pues esto es realmente toda una aventura. En algunos puntos nos tienen hidratación, pues ya el agua que llevamos empieza a escasear. Tomamos bastante líquido, pues la temperatura del ambiente sumada con la de estar corriendo a esa velocidad, podríamos recalentarnos.
 
Nos acercamos al final. Llegamos al río y es la hora de pasar por una tirolesa que lo atraviesa de lado a lado. Está oscuro. Escasamente vemos lo que nuestras linternas alcanzan a alumbrar. Nos transformamos ahora en escaladores, nos ponemos nuestro harnés, después de revisarlo una y otra vez, pues con el agite y el cansancio podemos cometer errores. La mente va andando al ritmo de los pies, pero aquí es cuando más tranquila debemos mantenerla. Mosquetón, y.. pa`bajo. Esta tirolesa no es de polea entonces no rodamos mucho, así que los 50 metros hay que pasarlos "a pulso". Ya las piernas habían trabajado suficiente y le tocaba el turno a los brazos, que por cierto también hicieron muy bien su parte. No es fácil salir de ahí, pues en la mitad, se me iba yendo el aire por estar colgada en posición horizontal, pero las ansias de salir, generan todo un despliegue de resistencia y.. cruzamos. Eso sí, con las respectivas quemadas en las piernas con la cuerda, al tratar de abrazarme para avanzar más..
 
Ya el resto era cuestión de caminar (en realidad, trotar) un par de minutos más cuesta arriba, esta vez no tan empinado, y.. ahí estaba, la tan esperada META! Llegamos tan rápido que ni siquiera los fotógrafos habían llegado, pero sí nos recibió la Banda del pueblo con canciones alegres para celebrar nuestro triunfo, y un maestro de ceremonias que nos anunció frente a la pequeña población que estaba pendiente de todo.
 
Lo logramos ! Bueno, por lo menos la primera parte de esta historia.  Qué ganamos?  Una dicha incomparable.. estar en un sitio espectacular con los compañeros de aventuras, conociendo rutas nuevas para caminar, pedalear, nadar, rapelar, donde también puedo parar a observar, y hasta conversar.  Donde combino todos mis gustos y aficiones en un solo momento y lugar.
Tal vez esto sea solo una aventura. Cada una es diferente. Tal vez mañana ya no me encuentre caminando en la noche, sino pedaleando a pleno sol, nadando en un lago al amanecer, bajando en rappel o remando en el mar. Y eso es lo que me gusta de esto. Todo es posible.  
 
No sé quién inventó las Carreras de Aventura, pero se le agradece todo lo que nos ha hecho conocer y compartir, recorrer... y disfrutar. Y así ganemos o no, espero que siempre podamos seguir teniendo la oportunidad de participar, pues el triunfo aquí, está en tener el espíritu libre para atreverse a explorar, a conocer, a aventurar.
 
Aún queda mucho por vivir, y por contar.

Carolina Ahumada

 

4600 METROS MAS CERCA DE LAS ESTRELLAS

Por .JUAN CARLOS ALFONSO
JULIO 29 DE 2008

Definitivamente Colombia es un País Hermoso, con fauna y flora inimaginables y con una calidad de gente sin igual y poder compartir toda esta belleza con los amigos no tiene comparación y si es en mi amada bicicleta es como tocar el cielo con los dedos; esto fue lo que sucedió en nuestro viaje al Parque Nacional de los Nevados.

Un sueño buscado meses atrás, compartido y anhelado por todos, que empezó a tomar forma a principios de mayo y que se consolido a finales de Junio, donde entre uno y otro mes se converso, se planeo, se entreno y se preparo física y mentalmente para el reto.

Nuestra primera charla formal sobre el viaje, donde nuestra super amiga Anita Giraldo (Se acuerdan del Everest y muchas otras cumbres) nos contó como sería el trayecto y nos dijo lo básico para no asustarnos demasiado, lo que permitió que la ilusión tocara tierra y se viera tangible el cumplir nuestrosueño.

Vienen las compras, que la ropa térmica, que los guantes, que las gafas, chaquetas, etc…..no muy sofisticada por que principalmente somos Ciclomontañistas, pero tampoco tan sencilla que nos congelemos en el intento, llamadas van y vienen, que yo compre esto, que aquello me costo tanto, que en tal tienda hay cosas buenas, que no se que hacer si llevar esto o lo otro, que el presupuesto esta apretado y así hasta el día del viaje.

No salimos juntos de Bogotá por diferencias en las horas de partida, expectativa por los derrumbes y cierres en la vía, unos por Letras, otros por la Línea, unos llegaron a las 3:00 p.m. del Viernes a Manizales, otros a las 3:00 a.m. del Sábado, todos listos para nuestra aventura.

Ya en Manizales nos encontramos con amigos que no veíamos hace tiempo, Juan Pablo y Juan Pablo, amigos que estaban de pasada disque para Guatape en bicicleta desde Bogotá, que Barbaros el Kike y Freddy y nuestro gran grupo de amigos y compañeros masoquistas del proyecto Parque de los Nevados, Anita, Doris y Angélica, las reinas del grupo y unas duras para montar en condiciones extremas, Hernán, Octavio, Edgar (Superboy), Ricardo MD, Ricardo (Le Crab), Andres, Harold y su servidor Juan Carlos y como olvidar a nuestra principal importación desde Medallo, Alejo (Superpai), listos y entusiasmados, la cuenta regresiva comenzaba.

A la hora de salir 6:30 a.m. del Sábado, Kumanday Adventures en todo su esplendor, Olguita, Carlos y Gabriel, logística y guías impecables, Albeiro y Oscar, nuestros Ángeles de la guarda en sus camionetas 4X4, una mañana esplendorosa que auguraba buen viento y buena trocha, al bajar por el viaducto primera vista del Nevado, tan cerca y tan lejos, y comienzo a rodar de los 50 primeros Kilómetros en subida (Manizales Brisas), todos en subida y que subida, primera parada técnica de 10 minutos, bananito, granadilla, peras y galletas, nuestro aperitivo antes del desayuno, siga subiendo y subiendo hasta el ocho, por fin comida (Caliente y sólida por supuesto), Aguapanela con arepa y queso, huevitos, galleta, uff, como que esto pinta bueno y fácil, 30 kilómetros y ya comiendo, esto es un paseo.

Señores y señoras ya nos vamos, cinco minutos, apúrense, súbanse a sus bicicletas (Todo a grito herido de Anita), y déle a pedalear hasta Brisas, 4050 metros mas cerca del cielo, nuestros guías nos recordaban a cada paso que pasábamos del bosque andino al subparamo, al páramo, al superparamo y no se que mas pisos térmicos y yo con la vocecita adentro (quien me mando meterme en esto, que frío tan berraco, yo como que ya no voy, pero bueno a lo hecho pecho) y tomémonos un Tinto a la entrada del parque a ver si nos calentamos un poquito.

Señores y señoras ya nos vamos, cinco minutos, apúrense, súbanse a sus bicicletas (otra vez todo a grito herido de Anita), entramos al parque y nos encontramos a escaso 1 Kilómetro Aguacerales, musgos que llueven todo el tiempo y que nos recuerdan lo mojados que vamos a estar.

A 4250 metros y con más frío todavía la cabaña Arenales, que envidia de los que están adentro, o de los que van en sus carros cómodamente gritándonos bravo, háganle que ya llegaron y nos tomaban fotos, espero que alguno sea corresponsal del New York o del Washington Post o cualquier periódico internacional, para que vean lo berraco de los Colombianos, y déle a subir, por que si no les conté todo es subida, pasamos por el Valle Lunar (imagínense el paisaje por el nombre) y a los 4350 metros lo mas temido, el Zigzag, que hijueperra (como diría Alejo) montón de curvas, y suba (por que sigue siendo subida) a dos por hora, por que si uno acelera un poquito el corazón salta de tal forma que se siente hasta los pies y a los pulmones les sobra espacio para el poquito oxigeno que entra con el aire que se toma, a esa altura si les garantizo que existe aire del grueso, pero bueno, tenemos la ilusión de terminar el Zigzag y descansar (JAJAJA), empieza a brizar, cuchillitas de hielo buscando piel, nieve (que hermosa nieve) empieza a caer y cada vez mas frío -3 o -5 grados, creo que no es mucha la diferencia, y al llegar a los 4600 metros se ve la luz blanca al final del túnel y unos ángeles que nos reciben, debo estar delirando, ¿Ángeles con chaquetas anaranjadas? Me doy cuenta que afortunadamente no estoy en tránsito al mas allá sino que los guardaparques están a esa altura apoyando a los desdichados como yo que casi no se pueden mantener de pie, entren a la carpa rápido, pero primero busque la puerta por que el viento la tiene bailando, entre uno, mas otro, mas otro, y que comodidad 10 personas en una carpa para 3, el calor humano hizo subir la temperatura a increíbles 11 grados, hacinados y con las piernas dobladas adivinen que es lo mas lógico que suceda después de pedalear 7 horas, claro los calambres y estire las piernas en esa carpita con 9 amigos encima, toda una osadía, pero bueno, estamos vivos, eso se nota cuando devoramos el mas delicioso sánduche que se hace en el mundo, quién creyera que es Made in Colombia Manizales.

Pero la dicha así sea en esas condiciones extremas no puede durar mucho, tenemos que seguir castigándonos, entonces, señores y señoras ya nos vamos, cinco minutos, apúrense, súbanse a sus bicicletas (otra vez todo a grito herido de Anita), y yo que vendo, rifo o regalo mi bicicleta, pero tenemos que bajar al refugio y si subiendo hace frío no se imaginan lo que se siente bajando, empezando que uno solo no se puede poner los guantes ni cerrar las chaquetas, necesita ayuda de los ángeles de naranja, para frenar es necesario adivinar por que no se sienten los dedos y ruegue que no se caiga por que si no se desintegra o mínimo se desportilla, uno tras otro vamos llegando al refugio sanos y salvos, cansados pero felices y que buen recibimiento, un hotel 5 estrellas en medio de la montaña, calefacción, bolsas de agua caliente, aguapanela y por fin las risas de los amigos que se reencuentran después de 8 horas y 70 kilómetros sufridos pero gozados, por que tocamos el cielo con los dedos, Llega el sancocho, una ducha caliente, nuggets de pollo con papitas, camitas calientes y cómodas, como reyes en el paraíso, como marranitos al matadero por que no sabemos que nos espera al otro día.

Nuevamente a las 6:30 a.m. señores y señoras ya nos vamos, cinco minutos, apúrense, súbanse a sus bicicletas (otra vez todo a grito herido de Anita), foto de salida y déle a sufrir, vamos rumbo a la laguna del Otun (La Asomadera), unos columpios suaves que para nada nos avisan lo que va a llegar, charlita, risas y primera parada, bananito, granadilla, peras, galletas.

Señores y señoras ya nos vamos, cinco minutos, apúrense, súbanse a sus bicicletas (otra vez todo a grito herido de Anita), y hágale para La Asomadera, muchachos, no podemos llevar las camionetas por que la vía esta un poquito mala, así que toca solos y con paciencia, un poquito mala, parece una pista de trial, entonces hay que tomarlo por el lado amable, a practicar subidas técnicas se dijo, 10 kilómetros, que rico, y déle a ratos a pie, a ratos caminando pero el mayor tiempo en bicicleta, hasta nuestro destino, si arriba tocamos el cielo, en la asomadera estamos en el cielo, las cascadas, la laguna, el azufral, después de esto la tapa, un abrazo, una foto y como todo lo que sube baja, 10 kilómetros de regreso a ratos a pie, a ratos caminando pero el mayor tiempo en bicicleta y al llegar a los carros, nuestro premio, un rico sánduche, bananito, granadilla, peras y galletas.

Muchachos coman bien por que nos espera una bajadita y luego una subidita, solamente son 32 Kilómetros, nada difícil así que señores y señoras ya nos vamos, cinco minutos, apúrense, súbanse a sus bicicletas (otra vez todo a grito herido de Anita), arrancamos a temblar, que bajada tan saltarina, ni un pedacito medio planito, piedras, cascajo, si arriba dolía el frío aquí duele el impacto, manos, muñecas, brazos, hombro cuello, espalda cintura y el resto del cuerpo, que detalle de fina coquetería bajar de 4100 metros a 2000 metros, además que calor, despójese de los ropajes térmicos y póngase el chingue que llegamos al río, Chingue????, señores no hay tiempo, comencemos a subir, esta subidita es fácil, solamente 11 Kilómetros, pan comido, y déle a subir nuevamente, calculen 2 horas duro, duro, y cuando por fin una bajada, es solamente para seguir subiendo, hasta que un campesino nos dice, hágale que ya coronaron, y uno espere y espere que la próxima curva sea el final y así 40 minutos, díganme si no es mucho sadismo, por fin la cumbre y otra bajadita sencillita de media hora hasta Villa María, por fin el pueblo, fiestas en el parque, nosotros bichos raros sucios y en bicicleta por la mitad de la plaza entre la multitud y el destino final, la casa de Olguita, subimos las bicicletas a los rack, rumbo a los Termales del Otoño, comidita, baño y la satisfacción de la labor cumplida, 150 Kilómetros extremos, naturaleza extrema, amigos extremos y la felicidad que nos da el saber que Dios nos permitió una vez mas hacer lo que mas nos gusta, compartirlo con quienes más queremos y acumular una experiencia mas para contar alrededor de una mesa, una buena comida y lo mas importante nuestros amigos de aventuras.

Como saldo de la batalla una rodilla raspada y un tensor dañado (Nada menos Deore XT) y el orgullo de haber hecho una travesía magnífica en todos los aspectos.

Gracias Dios por su creación y la oportunidad que nos da de disfrutarla, Gracias Amigos Anita, Doris y Angélica, las reinas del grupo y unas duras para montar en condiciones extremas, Hernán, Octavio, Edgar (Superboy), Ricardo MD, Ricardo (Le Crab), Andres, Harold, Alejo (Superpai), gracias a los nuevos amigos Olguita, Carlos y Gabriel, Kumanday Adventure, excelente hostal y logística y esperare con ansiedad el momento en que nuevamente nos reunamos para compartir una trocha y una amistad sin límites.

JUAN CARLOS ALFONSO E.

 

UN DIA ESPECIAL

Por .ANDREA BIANCO
JUNIO 18 DE 2008

Que sabor tiene un día especial, o mejor, como se puede diferenciar desde su comienzo un día especial de un día normal. A posteriores podemos ver muchos particulares o imaginarlos o hasta inventarlos.

Pero la verdad es que un día especial no se diferencia de otro día desde afuera. 

Se diferencia adentro.

Campeona del mundo...

Con Laura nos despertamos temprano como siempre, los dos somos madrugadores y ya a las 6 de la mañana estábamos hablando del día a venir.

Primero buen indicio: una buena noche de sueño después de la emoción, mía, de haber visto el equipo italiano de futbol calificarse para la siguiente ronda.

Un desayuno temprano, tres horas antes de la carrera en el hotel que ha sido nuestra casa por 4 días. Aquí venimos unos días antes para probar la pista y especialmente para encontrar la llantas apropiadas para el terreno resbaloso en los tramos del bosque.

Un mundial victorioso  no se improvisa. Uno busca controlar las variables posibles para que sean conocidas y no se vuelvan una incógnita en la ecuación final: la carrera fundamental.

La idea era llegar a la pista una hora y media antes para organizar toda la rutina necesaria. Alcide (Basso) dueño de la empresa Lee Cougan vino a buscarnos unos minutos antes de la hora de la cita. Él también estaba nervioso. Todos estábamos sintiendo  la carrera.

Una vez en la carpa del patrocinador, Laura comenzó con su preparación.

Las personas que la conocen saben que es meticulosa, minuciosa, quiere controlar cada detalle en su deporte  y por esto a veces se estresa demasiado y se pone nerviosa.

Así decido de dejarle el espacio suficiente y mientras Loris, el mecánico de Lee Cougan, alista la bicicleta en los rodillos, voy a buscar el chip que se pone a las bicicletas y lee el tiempo real de los pasajes en cada vuelta.

Me paro a hablar un poco con el técnico del equipo australiano, para que pase un poco más el tiempo, miro el reloj y regreso a la carpa.

Laura está sentada esperando comenzar su calentamiento. Falta una hora. Salgo otra vez para buscar los listados de las corredoras. Los analizo y veo que hay 46 rivales, más que en Fort William el año pasado.

Regreso y acordamos con Laura que ya es hora de comenzar el calentamiento.

Faltan 50 minutos.

Pasan 30 minutos de calentamiento gradual, donde busco alejar un poco a  amigos y curiosos que vienen a saludarla para que no interrumpan su concentración.

Faltan 20 minutos.

Bajamos la bicicleta de los rodillos  y nos vamos para los cajones donde organizan los corredores respecto al ranking. Sale con el número 9 gracias a la casilla 13 obtenida en el mundial de Fort  William.

Faltan 15 minutos.

Casi todas las corredoras están adentro de los corrales.

Laura no quiere entrar, me recuerda a un caballo que no quiere meterse en la aula para la salida de la carrera.  Nerviosa por miedo de enfriarse mientras espera.

Faltan 10 minutos.

Entra por última al corral.

La llaman al sitio de salida: number nine, “Luaura Ebril”, pronuncia el speaker americano. Se ubica en primera fila. Entro y me pongo a su lado, un poco atrás. Le doy los últimos consejos: “mantente en punta, entre las primeras cinco corredoras, a rueda de las rivales pero entre las cincos”. Thirty seconds to go. Fifteen secondos. Goooo!!

Sale bien, se mantiene en punta, cuarta, quinta y después todas desaparecen atrás de una curva.

Primera vuelta. Pasan por el punto de asistencia a mitad carrera. Bárbara Benko, Hungría primera, Laura a 8 segundos, Vivien Meyers, Suiza a 15, otra rival fuerte a 39 segundos.

En mi mente se introduce el pensamiento que Colombia hoy sube al podio. Sería la primera vez para Latinoamérica en un cross-country.

Termina la vuelta. Benko primera, Laura a 8 segundos, pero en el falso plano conecta y entra en la estela de la rival.  Suiza y Alemania a un minuto.

Siento que me  sale una sonrisa nerviosa. Cruzo la mirada con el técnico de Eslovenia, que me da su aprobación con la cabeza. Si, hoy se puede el podio!

Segunda vuelta. En la zona de asistencia cambia poco. Benko primera, a 8 segundos Laura, Mona Eiderbeer, o como se llama, de Alemania a 1.14’’. Ya la cuarta a 1.40’’. Podio. Sí.

Pero ahora quiero la MEDALLA DE PLATA.

Termina la vuelta. Todo igual que en la primera. Benko 1, Laura 2, a 8 segundos, y conecta en el falso plano pasada la meta. Alemania mismo tiempo. No se entrega la Mona mona. Suiza sí, 2. 20”. Hoy en esta carrera los maestros suizos no van a ver al podio.

Comienza la tercera y última vuelta. Llega Jhon Jairo Botero, gritando: ”Le sacó dos-tres bicicletas de ventaja en la subida!!” Nervios.

Pasan por la asistencia. Laura primera y Benko a 8-9 segundos. Le grito: “Ahora a tope subiendo y a cuidarse en la última bajada. Prenda la moto, prenda la moto” (traducción: a toda, a toda!!).

Las dos tienen cara desfigurada por el esfuerzo, quieren el oro, premio de años de sacrificios, entrenamiento, de todo.

Ya la húngara no se ve tan fuerte como las vueltas precedentes, pero no quiere doblarse. Coronan la larga subida con los mismos segundos de distancia.

Pero ya Laura tiene la ventaja, las dos son muy hábiles y parejas en la técnica, y la Benko tiene que recortarle bajando. Pienso que tendrá que tomar riesgos. (Después supe en la rueda de prensa que se cayó).

Estoy en la meta, listo, aquí nos sabemos que ha pasado en la subida o quien comenzó a bajar de primera porque no hay noticias.

Miró el reloj.  “Tienen que llegar ahora” y aparece la moto abre camino.

Reconozco primero el  pedaleo, después los colores, después es COLOMBIA PRIMERA.

Laura pasa la meta un poco en shock, no se la cree, antes de frenar mira alrededor, me vee, deja que la bicicleta siga hasta donde estoy Yo.

Nos abrazamos. Sabemos que hicimos historia. Este momento no nos lo quitará nadie. Vengan las buenas y vengan las malas. Este momento lo gozamos completamente porque los dos sabemos lo que ha costado.

Laura Abril, por un día, la mejor del mundo.

 

CRONICA COPA MUNDO EN MADRID

Por .ALEKSEY PERTUZ B
Mayo de 2008

12:23 a.m.

Hace aproximadamente dos meses cuando ya tenía fecha exacta de mi viaje me enteré que había una válida de la Copa Mundo en Madrid, Parque Casa de Campo, la fecha era exactamente unas horas después de mi llegada a Barcelona, lugar definitivo de residencia, muy prematuro para tomar decisiones; pero mi amigo Jose "Bronce" Gomez me hizo recapacitar y tomar la decisión de asistir.

El viernes 2 de Mayo después de una despedida muy emotiva, un viaje de casi 12 horas en un avión con su cupo completo, alrededor de 250 pasajeros, comienza un nuevo proyecto de vida apoyado en su totalidad por mi familia.

Al llegar a Barcelona; Mayo 3, 4:00 p.m. hora local, una diferencia horaria de 7 horas, sueño atrasado y unas ganas inmensas; regreso a Madrid para presenciar mi primera Valida del Mundo, la cita mas importante con el deporte del que más satisfacciones personales he recibido; no importa que no compita, se que pronto estaré (Veteranos), en la Copa Mundo.

Después de haber asistido, regresando a Barcelona y con más calma, aunque todavía con los efectos del cambio del huso horario, sueño en el día e insomnio en la noche. Lastima pero definitivamente hay diferencias sustanciales con Colombia, en todo. Al desembarcar en Madrid todo es descrestante: el aeropuerto, da la sensación de estar en una película de ciencia ficción; su arquitectura. El metro: servicio publico exacto en tiempo y rápido, etc., etc. Y eso que apenas llevo 2 días.
En cuanto a la valida circuito de 7,8 Km. en el Parque Casa de campo a una temperatura fluctuante entre 25 y 30 Grados, muy rápida; ideal para ruteros, eses (sss) en la falda de unas laderas y piso muy duro; casi para llantas lisas.

En Damas, nuevamente reapareció la Noruega Rita Gunn Dale, triunfando y demostrando su casta ganándole a Marie H. Premout difícil de vencer en un embalaje al final. En la carrera desde el comienzo se conformo un lote de 3 corredoras, las dos primeras y la local y favorita: Marga Fullana con el resultado ya comentado. Parece que el calor paso factura: la China Shegenyuan, líder de la Copa Mundo, quedo relegada a puestos secundario.

En varones, la cosa fue más difícil; ya que después de las fotos y autógrafos, la "moto" Absalon, volvió a ganar. Ahora la pregunta es cuando perderá. Desde el inicio conformaba el primer pelotón de mas de 12, 15 y hasta 17 corredores; varios lideres, decaimiento de favoritos, Sauser, Naft y otros; perdida de 15'' en el 5to giro pero alcanza y sigue de largo aguantando solo Hermida a quien en el ultimo ascenso ataca y sobrepasa.

Final: Julien Absalon 2H 12' 30", Hermida a 12" y el francés Predout a 52".

Conclusión, valió la pena: Organización impecable, montaje, tecnología, logística, bicis, material, uniformes. Mejor dicho toda una gala.

Aleksey Pertuz B.
apertuzb@yahoo.com

CRONICA DESDE ALEMANIA

Por .CLAUDIA RUBIANO
Abril de 2008

De la experiencia de mi "primera carrera"  después de la tormenta, puedo decir que fue chévere, cosas nuevas otras ya conocidas pero de todo hay que aprender.

El recorrido era un circuito de 40 Km que se podía hacer 1, 2 o 3 veces, a gusto del "consumidor", cada vuelta tenía aprox 1000 m de desnivel total. En mi caso, yo opte por la distancia intermedia, aún no tengo mucho entrenamiento pues apenas se fue el invierno y quería retomar la cosa para preguntarme si  me seguía gustando como antes. La respuesta fue:  SI, ese gusto se lleva por dentro.

El recorrido tenía algo de técnica que se complicó mucho por el clima (mucha lluvia en las horas anteriores y por lo tanto mucho lodo), en medio de la temperatura todavía no tan caliente (5 - 7 grados), el calor de la tierrita todavía se extraña.

Al estilo alemán: muy puntuales, buena organización antes, durante y después, claro, eso si se extraña alguna voz conocida que le de ánimo a uno.  Aquí el animo y la motivación vienen ante todo de adentro..... y esos no se han ido ni con el frío ni con las circunstancias.

Ahora, hablando de números... buen record de participación, más de 800 bikers (eso también es nuevo porque "todos salen en manada" y como raro, las caídas son de esperar), buen nivel (basándome en los tiempos de los primeros) y no muchas mujeres aunque más que  de costumbre. Aquí hombres y mujeres se dividen por categorías, así que en mi caso, tocó en la "master A" (que aquí es Senior 1), es decir, ya no estoy tan joven :).  Al final un 5° puesto en esta categoría y 10 entre todas las mujeres, no es ni bueno ni malo, es solamente un parámetro de medición que en mi caso me llevo a concluir que "quiero mas".

Ahora sigue, seguir entrenando, aun mi recuperación no es total y falta mucho por hacer. Por ahora voy a correr dos o tres maratones "largas" antes de mi primer "gran-pequeño reto": Trans-Germany (http://www.bike-transgermany.de/). Esta es una carrera de 7 etapas, en equipos de dos personas, mi compañero de equipo (Björn Schladitz) es un biker de Berlin que "tomo el riesgo" de hacer equipo conmigo, lo que pase de aquí a allá, eso nadie lo sabe...

 

UN RELATO SOBRE EL PANAMERICANO DE CICLOMONTAÑISMO.

Por .FIDEL ALONSO OVALLES CAMARGO
ABRIL DE 2008

Eran las 2:30 de la mañana del jueves 3 de Abril cuando los cuatro representantes del interior de Colombia en la categoría máster y que viajamos en el segundo grupo, empezamos a preparar nuestras maletas para el viaje a la ciudad de San Juan de los Morros. Deberíamos estar en el aeropuerto El Dorado a las 4:00 A.M., tres horas antes del vuelo hacia Caracas Venezuela, luego nos esperaban unas tres horas y media para llegar a nuestro destino. Era nuestro gran evento para el cual veníamos preparándonos desde el año anterior, el Campeonato Panamericano de Ciclomontañismo. La expectativa era muy grande, ya que todos teníamos opción de subir al podio.


La otra parte de la delegación había viajado el martes anterior, nosotros por nuestros compromisos laborales viajamos el jueves 3. En este grupo estábamos: José Gómez Cao, categoría máster A1; Aleksey Pertuz Barrera, categoría más B1; Rodrigo Calvo García, categoría máster B2 y Fidel Alonso Ovalles Camargo, categoría máster C1. Esperábamos llegar hacia el medio día a San Juan para poder, en la tarde, hacer el reconocimiento de pista. El miércoles recibí la llamada de Cristina (secretaria de la CCCM) quien me pidió el favor de llevar 50 geles con carbohidratos, pues en San Juan no se conseguían y yo (Fidel Alonso) los llevé.

El vuelo sale puntual y al llegar a Caracas nos informan que esperemos la selección de Canadá, para aprovechar el transporte oficial hasta San Juan de los Morros (esta selección llegaba hacia el medio día). Antes del embarque Cristina me informa que debemos llegar al hotel Portachuelo y no a Santa Mónica, como estaba programado, pues en este ya no había cupo. La espera es eterna pero tuvimos la oportunidad de conocer a Ricardo, corredor élite del Brasil, quien ya llevaba 6 horas en el aeropuerto (se había quedado del vuelo donde había llegado su grupo) y con él finalmente viajamos hacía San Juan de Los Morros.

Finalmente llegamos muy tarde a San Juan y no pudimos hacer el reconocimiento de pista. Una vez localizado el hotel Portachuelo, en el que estaba hospedado Jorge Ovidio González, nuestro presidente de la CCCM, nos dice que tenemos reservaciones en el hotel Santa Mónica y no allí, por lo que nuevamente subimos nuestras maletas al bus y fuimos al hotel. Nos hospedamos en medio de un ambiente bien diferente al que estamos acostumbrados en Colombia. El ambiente no fue amable. A esto le tuvimos que adicionar que no había agua, únicamente había servicio en las horas de la noche. La única forma de bañarnos era llevando el agua en unas canecas, las cuales teníamos que cargarlas nosotros mismos. Ese “tipo de servicio” no lo prestaba el hotel.

El viernes pudimos hacer el reconocimiento de pista, previamente recibimos nuestros uniformes de la selección, acompañando a Mario Gutiérrez hasta su sitio de hospedaje. Una casa a unos doce kilómetros de nuestro hotel, donde estaba otra parte de nuestra selección. Estaban agrupados en habitaciones compartidas por siete o más ciclomontañistas, que debían “descansar” con una temperatura de 38 grados o más. Después del reconocimiento de pista le solicito al entrenador, Héctor Pérez que me dé una gel de carbohidratos (recordemos que yo hice el favor de llevar 50) y me dice que únicamente son para los corredores de categoría élite.

En San Juan de Los Morros la temperatura era insoportable, nos desplazábamos del hotel al restaurante de la Villa Olímpica para tomar la alimentación y esperábamos que “cayera” el sol para conocer algo de la ciudad, sin embargo a las 6:00 P.M. ya estaba todo el comercio cerrado, inclusive las cabinas telefónicas. Por tanto, comunicarnos con Colombia fue otra odisea, pues el hotel tampoco prestaba “este servicio”.

Hay muchos más detalles que no hicieron agradable esta experiencia, pero contarlo haría muy tedioso este relato. Finalmente llegó el sábado día de nuestra carrera, llegamos muy entusiasmados a cumplir nuestro objetivo. La mañana nos ayudó pues estaba el cielo nublado, alcanzaron a caer unas gotas de agua. Con sorpresa advertimos que las categorías B1 y B2 salían al tiempo, pero ubicando a la categoría B2 detrás de la B1, con la desventaja enorme de que debido al calor y la resequedad de la tierra, la nube de polvo que producían los ciclomontañistas, no permitía ver como quedaban ubicados, después de la salida, los participantes de la categoría B2.

En la salida de mi categoría, la C1, logro ubicarme en el segundo lugar y en la primera subida (supremamente dura, de unos 80 metros de larga) ya estoy en el primer lugar. Antes de terminar la primera vuelta, al paso por el sitio de hidratación y ayuda mecánica, y llevando de ventaja más de cuatro minutos al segundo, se me estalla mi rueda delantera. La angustia es enorme. Edgar “el Condorito” Corredor, está en ese punto acompañado por un colombiano con el que habíamos compartido varios viajes y competencias en Colombia, David Arévalo. Ellos también entran en angustia, pues la organización colombiana no había dispuesto la más mínima ayuda mecánica para el colombiano que la necesitara. No tienen siquiera una manguera para podérmela entregar, sin embargo, yo en mi canguro llevaba una, la cual saque para colocarla. Me ayudan a instalarla y en el momento de volver subirme a la bicicleta, ésta también se estalla. No había más repuestos, la delegación colombiana no disponía de ayuda mecánica para las categorías máster. Tal fue mi afán y angustia que otra delegación, que ni siquiera supe cual, nos regala una manguera y nuevamente la instalamos, esta vez con mucho más cuidado. Con un enorme retraso vuelvo a partir. Después de haber recorrido casi dos vueltas más, ya estoy alcanzando al que iba de segundo lugar, pero nuevamente se estalla la rueda delantera. Ya sabía que no había repuestos en los sitios de “ayuda mecánica e hidratación” y decido retirarme.
Llego a la meta después de una larga caminata, con el ánimo “en el piso”. El viaje se había perdido, las ilusiones, también. Allí veo que el calor insoportable seguía cobrando víctimas. Muchos participantes tuvieron que retirarse, los calambres eran insufribles, la deshidratación los había doblegado. Después de una larga lucha por el segundo lugar, Aleksey también tiene que retirarse. La carrera la logran terminar Rodrigo Calvo García en un excelente sexto lugar y José Gómez Cao haciendo el “carrerón” para lograr la medalla de bronce.

En el primer grupo había viajado otro máster del interior, Carlos Muñoz, quien logra para Colombia la única medalla de oro, después de una gran demostración de capacidad deportiva. Felicitaciones para él y para José Gómez, pues su constancia y disciplina se vieron premiadas.

A pesar de pertenecer a la categoría máster y después de superada esta difícil experiencia sabemos que podemos darle triunfos a Colombia. Solo esperamos que quienes dirijan el deporte vean que estas categorías máster, las cuales con el valor de sus inscripciones en cada una de las válidas durante todo el año, son las que aportan importantes recursos para que este deporte siga creciendo (es importante hacer notar que a ese costo de las inscripciones hay que sumarle los de desplazamientos, alimentación y hotel, los cuales son sufragados por cada uno de los deportistas que se aventuran a participar en estas competencias). Pero sobre todo es el ejemplo para que las generaciones que vienen puedan ver que el deporte si es una parte integral de nuestras vidas, y que lo podemos practicar a cualquier edad para beneficio personal y del país, sin reñir en ningún momento con nuestra vida profesional, así nos desempeñemos en cargos ejecutivos. Una decisión importante podría ser incentivar adecuadamente la participación de los máster, para que sirvan de soporte económico en el apoyo a las categorías más competitivas. El incentivo está obviamente en la premiación que se entregue en nuestras válidas nacionales, pues una simple medalla, aunque representa el recuerdo de un gran esfuerzo deportivo, no compensa el gran esfuerzo económico que hacemos en el desplazamiento para poder participar.

FIDEL ALONSO OVALLES CAMARGO

PODIUM COLOMBIANO EN AUSTRALIA

Por .Jorge Barón
Noviembre de 2007

El pasado 25 de noviembre fue un buen día en Australia hice mi primer podium , fue muy duro venia de hacer 17 en los Campeonatos Australianos 24 horas en categoría equipos de 4, pero ayer no quise que mis resultados dependieran de otros y me inscribí en categoría solo, en las 8 ¼ de poder; cometí un grosísimo error y fue probar unos zapatos diferentes a los que suelo usar, por supuesto, a las tres horas de carrera, ya no soportaba el dolor, entonces solo me quedaba designarme y continuar, hacia bastante tiempo no sufría, tal vez como en la madrugada de aquellas 24 horas de Bogotá 2005, aquella vez le decía a mi novia, la que hoy es mi compañera, y quien me asistió nuevamente para esta carrera "oye realmente esto esta difícil", pues ayer fueron cinco horas mas de sufrir, por una de los mas emblemáticos recorridos de New South Wales, queda a hora y media de Sydney por la vía a New castle se encuentra Oriumbah bosque estatal, fueron 11 km por vuelta, donde hubo mas escalada de lo acostumbrado para los Australianos y en un terreno en ciertos tramos parecidos a la pista de mondoñedo, con excepción de un tramo al que llaman Jurasic Park y es cierto, es como una jungla húmeda, pero la atraviesa un limpio single track, donde uno puede ir bastante rápido por entre bejucos, y helechos.

Fuera de ser mi primer podium en Australia la importancia de esta carrera fue la despedida de un amigo que encontré acá, Juan, con el empecé a montar bici acá; poco a poco, como todos saben el ciclomontañismo se encarga de estrechar lazos de Amistad, no es solo ir a carreras son muchas cosas mas, es conversar acerca de lo cotidiano, contarnos los problemas mientras vamos subiendo por un largo trecho, es desayunar después de una vuelta, hablar sobre las ultimas adquisiciones como lo son unos frenos, unas llantas con alguien que entienda, o acaso alguien ha intentado mostrarle un manubrio Nuevo a la esposa o a la mama? bueno pues todo esto es a lo que me refiero, y acá vale aun mas porque estamos solos y lejos de casa; mi amigo Juan regresa a Colombia probablemente cuando esto este listo el estará en Cali en medio de celebraciones y ojalá no olvide el calendario del próximo año, las validas departamentales del valle, ayer el entendió eso con esta ultima carrera que termino también en categoría solo e hizo un décimo Segundo lugar entre 51 corredores en nuestra categoría, bueno, esta es mi manera de despedirlo.

Por ahora pues me queda descansar y empezar el siguiente año con un par de carreras que ya tengo en mi calendario para el 2008, por sino lo sabían en septiembre hay una valida copa mundo cross country acá, ojalá este entre el programa de carreras para Leonardo y Julio con su Nuevo equipo bianchi para poder animarlos y verlos.

MTB DESDE AUSTRALIA

Por .Jorge Barón
octubre de 2007

Después de mucho tiempo, hoy siento la necesidad de escribir algo; cada día leo la pagina; a veces no cambia durante dos o tres días, pero de pronto, súbitamente aparece algo como resultados de alguna valida , o una próxima carrera ; pero no importa, vivo al día gracias a ella .

Vivo en Australia hace año y medio aproximadamente; vine a estudiar ingles y a buscar oportunidades, no fue fácil porque tuve que salir de mi bici y fue muy duro llegar acá y saber que quince días atrás había estado corriendo en el Parque Nacional , o montando por nuestras rutas , no tenia ni idea cuando volvería a montar , porque cuando se llega acá como yo o como vienen muchos solo se piensa en conseguir trabajo y en ahorrar , después eso todo se convierte en trabajo y mas trabajo, y en la noche cansancio , así que la bici se olvida poco a poco.

Una mañana cualquiera ves a alguien montado en una mountain bike y piensas“como que la gente también monta por acá” y empieza la espinita a tallar y entonces te acuerdas , miras la pagina, ves resultados y dices: que ha pasado con eso?

Casi trece meses después de la última carrera en Colombia y con un contacto que hice por internet corrí una carrera de aventura de un día. Esta incluía Mountain bike, Running y Kayak; la corrí con un Nuevo amigo de Australia que me llamo, nos vimos y al siguiente Domingo estaba vivo! Quedamos 42 en la general entre 207 equipos; para mi fue un buen resultado , pero mas importante que eso fue haber roto algunas cadenas mentales que se generan acá; así que de ahí en adelante me hice a una bicicleta , y empezé a mirar validas, carreras ,maratones etc. Uno de los principales problemas acá es la distancia pues no es como ir a Patios o al Parque Nacional , o más lejos aun Mondoñedo a los cuales se puede ir en bici; acá se necesita carro , además hay que calcular las distancias; hay validas a siete u ocho horas de Sydney y quedan dentro del mismo estado .

Bueno,empecé a escoger y elegí los campeonatos estatales de New South Wales; es como decirla Copa Cundinamarca , compuesta de cinco validas; y con mapa en mano,busque las mas cercanas a Sydney. Actualmente he ido a la segunda y a la tercera valida; a estas fui con Juan, un amigo de Cali y con Helmunth, un viejo amigo de Bicipartes quien también decidió embarcarse en esta empresa junto con su familia. Después de esto vinieron las 12 horas de Sydney las corrí en pareja con Juan y quedamos cuartos. Actualmente voy tercero en la general de NSW en la que acá es categoría veteranos (30 – 39 anos).

Este fin de semana viene el Campeonato Australiano de 24 Horas en Canberra que es la capital Australiana , voy a correr con un equipo de amigos australianos y pues como estamos en cambio de estación, vienen muchas mas carreras porque se acerca el verano y Noviembre , Diciembre y Enero es plena temporada de mountain bike; en enero realizan los campeonatos XC. Correr acá es completamente diferente y no quiero caer en odiosas comparaciones porque se que el mountain bike en Colombia todos lo hacemos con las uñas, desde los corredores, funcionarios, entrenadores jueces etc. Yo trato siempre de hacer quedar bien acá el mountain bike Colombiano; no de la misma manera que un Leonardo Paez o un Julio Caro, pero para mi es un orgullo ser un Ciclomontañista Colombiano.

El Ciclismo Colombiano es muy reconocido; cuando me pongo la camiseta de Colombia, la gente la reconoce y me pregunta cosas creyendo que yo soy un gran corredor. Por eso no la he usado en ninguna carrera (uso el de Bicipartes); no es que me de pena, lo que pasa es que la gente siempre espera que gane o que hagas algo extraordinario y pues tal vez algún día si mejoro lo usare.

Acá no gustan tanto de carreras XC; en cambio, maratones y carreras de larga duración son todo un espectáculo y conglomeran fácil hasta mil corredores. Hacen carreras de 6, 8, 12 y 24 horas.

Muchas gracias a la página pues me permite estar al tanto de todo lo que sucede en Colombia en relación al mountain bike que es lo que me apasiona.

Muchas gracias estaremos en contacto , por lo menos ustedes siempre lo están conmigo.

Por: Jorge Barón

CRONICA TRAVESIA POR SANTANDER

Por.Edgar Perez
octubre 18 de 2007

Basta con visitar tan sólo un día a Barichara para caer ante sus encantos, ...

El pasado fin de semana 13 y 14 de Octubre, se desarrollo La travesía de Santander. Hacia mucho tiempo, que no terminaba una travesía y me decidiera por narrarla,como lo he hechoen otras oportunidades en las quehe redactado mis experiencias y anécdotas. Este además,es un pequeño homenaje a Juan Valero y su señora,Mireya quienes pusieron todo su empeño y tiempo para que disfrutáramos de una de las mejores Travesías que se han realizado en el país.

Nuestra historia comienza así:

El Día viernes en la noche llegamos a Barichara y quedamos perplejos de la belleza del pueblo y del cálido recibimiento de Juan y Mireya quienes esperaron hasta el ultimo Ciclo montañista para entregarle su kit que consistía de:una camiseta y una serie de detalles que predecían muchas buenas sorpresas pues toda la presentación de la ruta, el mapa del pueblo para ubicar restaurantes y sitios turísticos estaba delicadamente detallada. En el kit que se entrego habían cosas que si necesitaríamos para el desarrollo del evento como el gel y las escarapelas que tenían el diseño de una francesa que trabaja en su taller de lámparas en Barichara, esta ardua labor llevo a Juan y Mireya a finalizar esta primera etapa a las 4:30 am.

Ese día mientras ellos trabajan, nosotros estuvimos en un pequeño pero cálido restaurante donde me comí el crepe de pollo mas sabroso que añoro volver a repetir. Al rato llegó Doña Clemencia, nuestra Mamá como ella misma nos dijo, esa fue otra gran sorpresa de la Organización, no nos pudieron ubicar en mejor lugar, una casa muy acogedora habitada por una mujer excepcional que nos recibió con esa dedicación de Mama.

Al otro Día la cita era a las 7:30 en el parque y teníamos el desayuno en un restaurante Llamado el Cacique Bahichara fue un desayuno típico Santandereano con Arepa que solo saben preparar en esa región. Después de ese manjar, llegamos al parque donde la gente salió a despedirnos pues se marchaba la caravana con mujeres, niños, padres, madres y amigos, a recorrer estas bravas tierras de Santander. A los pocos Km. supe porque Juan llamó esta ruta como “Patíamarilla” resulta que es una región donde se ve un barro especial de ese color y muy resbaloso que hizo su presencia porquelos dos carros acompañantes se enterraron y no pudieron llegar para dejar a las personas y guías que colaboraban en los diferentes puntos de hidratación; y para completar los inconvenientes, algunas flechas que Juan había acomodado el Día anterior se las habían llevado, por esa razón al darnos cuenta de que esto podía ocasionar que en un cruce la gente se podría perder, decidimos colaborar y repartirnos con Alejo, Alfonso, Vladimir pero también lo hicimos todos: Paisas, caleños y los de bogota, lo que importaba era la caravana y que no se perdiera nadie. Fue así con apoyo y trabajo en equipo que rápidamente se soluciono este impase. También supimos el porque el slogan de piedra y tabaco,que región mas hermosa.

Nuestro querido Vlachy se enredo en una de las subidas saliendo apenas de Barichara y aunque se cayo y parecía no era grave se golpeó la rodilla, tuvo que tomar un analgésico y le dijimos que rodara que pronto le pasaba pues pensó en devolverse al pueblo del dolor.

Nos reunimos con Hernán Acevedo, Angélica, Rolando e hicimos sesión de fotos con los amigos de ellos quienes son realmente grandes personas, un grupo muy unido y se nota que se estiman y estiman a nuestro Alejo. Esperamos a Vlachy y no aparecía, Alfonso se devolvió a buscarlo y cuando estaba abajo recordó que ya había pasado, además Alfonso también probo tierra de la patí amarilla. En ese regreso, una de las personas de Barichara, amante de este nuestro deporte, José Manuel, estaba en un cruce para que la gente no se perdiera, le dijimos que éramos los últimos y subió con nosotros para invitarnos una Limonada de Panela en la hacienda el Manantial; su esposa la había preparado para todos los ciclomontañistas.

Juan involucro a muchas personas de la región se sentían bien y estaban felices portando las camisetas amarillas que los identificaba como guías pero las bicicletas y el nivel no les daba para la exigente ruta, pero en las ganas de colaborar eran elites.

Luego el paisaje empezóa cambiar, todo era verde, la humedad aumento y los colores de las flores estaban en su furor. Encontramos un paisaje que simulaba una puerta de entrada al camino que construyo el Alemán Langerke, el piso era húmedo y resbaladizo pero sencillamente espectacular. A lo lejos se escuchaba la banda de guerra de un colegio que nos daba la bienvenida, lo que hacia aumentar las ganas de llegar rápido, este camino real nos llevo a la población de Cabrera. La policía nos esperaba a la entrada del pueblo que era bien vertiginosa y ahí se lanzo montada Jazmín de Cali, yo iba a bajar a pie y unpolicía me miro como diciendo ella si se bajo montaday usted !! entonces me toco montarme en la bici y sacar destreza.

Cabrera esun pequeño pueblo donde tomamos fotos y se tomaron fotos con nosotros una señora Doña Susana que quedo encantada con el grupo, en especial con el extranjero Vladimir, de ahí en adelante el no se volvió a quejar de ningún dolor, ella nos tomó las fotos yo creó que ella pensó que el extranjero que nos acompañabaera como el de la novela LA OTRA RAYA DEL TIGRE recuerdan la novela? Qué protagonizo Guy Ecker.Pues, esa novela fue grabada allí y en Guane y es la historia de un Extranjero de apellido Langerke que dejo muchos monitos ojiazules y muchas monas. Cabrera es conocida por sus mujeres trigueñas de ojos claros, se dice que es una regiónde mujeres muy lindas y si lo son asi lo pudimos comprobar. En esta población degustamos de una papa rellena con jugo y nos permitieron repetir. Yo no sabia y todavía no lo se.. que tenían mis papilas gustativas este fin de semana, pero todo me sabia de lo mejor…. Que buena papa rellena que nos comimos.

Continuamos un descenso hacia el río Suárez, estaba crecido y caudaloso, es un río imponente y allí cruzamos el puente que nos llevo al otro extremo para hacer el ascenso hacia Galán, el parque es sencillamente espectacular, muy limpio y con una de las iglesias mas lindas que he visto, pues sus alas o naveslateralesson descubiertas para permitir la entrada de aire y porque tienenmateras conunas parras que dan cosecha; es decir, es una iglesia con uvas que cuelgan del techo. Allí también nos recibieron con avena y pan, pero vuelvo al cuento que cosa mas rica.

Nos regresamos por el carreteable, un duro ascenso hasta la vía pavimentada que es un recorrido de una sola cruzada por los caminos reales de nuestro ingeniero Alemán, con mas perfección que los anteriores y además son caminos que canalizan el agua, deeso hace mas de 250 años y aun hoy es una obra de ingeniería, impresiona ver un camino real con alcantarillado y red de acueducto , aclarando además que estos caminos son la continuación de los construidos por indígenas.

Juan estaba en el alto esperando uno a uno como se culminaba esa dura subida y Mireya estaba en el parque aplaudiendo con los acompañantes, cosa que te hace sentir bien después de un duro esfuerzo y cuando te aplauden significa que te premian por terminar, no por llegar primero.

Mas tarde llegaron al parque de Barichara, Doris y Juan Carlos, llegaron muy bien, la mamá de Doris estaba esperándolos y viene otro cuento la Mamá de Doris se llama Magnolia y se parece mucho a la hija, la mamá al igual que la hija también es una bacana, tenia como15 comadres en el grupo de acompañantes y estuvieron muy contentas animando a sus familiares, otro punto para felicitarle a los dos organizadores; los acompañantes estaban integrados a la caravana y no estuvieron lejos de nosotros.

Magnolia dijo: “Y mi hija preocupada por que me dejo sola ¡!!!! y que como la estaré pasando de aburriday sueltan la risa todas las comadres.”

Almorzamos Delicioso y nos fuimos a descansar.

La noche traería otra agradable sorpresa, primero por la presentación de bandas de viento del pueblo, luego por una agradable cena y luego nos tomamos una cerveza en un mirador que invita a darle gracias a Dios por esas oportunidades de estar allí, por la inmensidad de su creación, por esos amigos con quien compartimosy por devolverme la salud que hacia menos de un mes le había pedido tanto.

El segundo Día

Desayuno con un gran vaso de jugo de naranja, Huevos, Changua, Chocolate, Arepa, Mantequilla y mermelada, salimos muy puntuales.

Una cosa que se me había olvidado contar….. la vejiga de Vladimir tiene pánico escénico, una vez listos para salir le da por llenarse otra vez..jajajajaaa.. en fin.. lo espere y arrancamos un largo descenso y llegamos a los pies del cerro Paminondas una subida de entre 3.8 Km que me marco a mi y 6 Km . que le marco a Alejandro Puerta, pero dura. Muy bien por las niñas de Hidratación que nos auxiliaron cuando lo necesitamos; el calor era brutal, la culminamos y se veía un valle espectacular es uno de los sitios con mas miradores de los que hemos estado, en la bajada tuvimos que parar a tomarle fotos a un viejo árbol y en general al bosque de barbas.

Y llegamos a Villa nueva donde seguimos de largo para ir al mirador de Lajitas donde quedamos atrás del cañón de chicamocha o atrás de donde normalmente yo lo he visto y surcado en la bici.

Era una mirada diferente del sitio, de hecho parecía otro lugar. La mesa de los santos se veía completa y pago el esfuerzo, valía la pena ir hasta allá. Nos devolvimos por la misma ruta y la gente preguntaba que si faltaba mucho y les decíamos que no, que fueran, que valía la pena. De regreso a Villanueva nos dieron heladito y comenzamos una espectacular bajada a Barichara, por el camino colocamos piedras, Alfonso unas grandes y yo las pequeñas de arriba para que no se pasaran y si hubo el comentario de que fue una buena idea para evitar perdidos.

Llegamos todos, Carlos Bonilla dijo que le había dado con todo y llego muy bien; así reunidos todos nos fuimos directo por una Barena Fría al mirador para una vista diurna de la olla del cañón del Suárez, hablamos, reímos mucho, llamamos a Mario pues no pudo venir por permisos con el jefe y le contamos que no lo volvíamos a dejar, así tocara llevar al jefe o darle trabajo y después nos fuimos a almorzar.

Otra gran sorpresa…. el almuerzo estaba delicioso con una carne gratinada y salsa deliciosa.

Luego nos fuimos a recorrer el pueblo, descansar, bañarnos, ver el partido de Colombia y esperarla noche para la cena y las rifas.

Cenamos en el restaurante COLOR DE HORMIGA que es de un diseño muy agradable al igual que el arroz atollado que comimos, de las rifas, el marco se fue para Cali y Vladimir se gano un reloj de piedra el cual se lo dieron sin pulso (según el ) .

En fin, faltan palabras para expresarles y transmitirles desde el fondo de mi corazón y pasión por este deporte que la travesía fue todo un éxito, las rutas, la organización, la comida ,la arquitectura del pueblo, se noto el amor que le pusieron sus organizadores al evento, quedaron en Santander los pedalazos y sudor de muchos hombres y mujeres, mejor dicho un gran grupo de amigos que al igual que Languerke dejo huella y no lo digo por los hijos que dejo este señor en estas tierras, sino por el corazón con que realizo sus obras…. A Juan y Mireya GRACIAS!!!

Como siempre y para terminar esta crónica Gracias a Dios porpermitirme nuevamente haber vivido esta aventura y mucho mas por el grupo de amigos con quien me permitió compartirla. Confiando en el cómo siempre y con su bendición de por medio, no vemos en la próxima………..

CAMINO SANTIAGO DE COMPOSTELA

Por: Hernan Acevedo

El Camino de Santiago en Bicicleta

Qué es el Camino de Santiago? Primero un poco de historia al respecto.

El apóstol Santiago, después de la crucifixión de Jesús, enseñó el evangelio en Galicia y a su regreso a Jerusalén fue decapitado por el Rey Herodes. Sus restos mortales, según la leyenda, se llevaron otra vez a España en un buque de piedra, transportado por los ángeles, en un viaje que duró 7 días y fue enterrado en Galicia. En el siglo IX, dice aún la leyenda, un campesino, guiado por muchas estrellas, encontró en un gran descampado, la sepultura del Apóstol. La noticia llegó a todo el mundo, lanzando una legión de cristianos a peregrinar hasta Santiago de Compostela, ciudad que se formó en la región. Desde entonces, una multitud de peregrinos anónimos vienen recorriendo este camino mágico, el único en el mundo que no se formó por motivos comerciales. Esto no quiere decir que exista un solo camino, de hecho existen varios (Francés, Aragonés, etc) que conducen a la tumba del santo.

Por qué hacerlo? Originalmente los peregrinos recorrían el camino para que sus pecados fuesen perdonados. Hoy en día, personas de todos los rincones del mundo lo recorren, ya sea a pié, en bicicleta, a caballo por diferentes motivos o la mezcla de varios siendo estos: Turismo, Experiencia Espiritual, Experiencia Religiosa, Experiencia Cultural, Deporte y conocer gente de otros países.
En mi caso particular la idea nació de un gran amigo, Alejandro Puerta, también aficionado al MTB quien consiguió información inicial, la cual fue suficiente para convencerme a mí y a otros de emprender este proyecto. Pero finalmente las razones para realizarlo fueron utilizar la MTB como medio de conocer lugares nuevos, culturas nuevas y tener un acercamiento espiritual mayor hacia nuestro creador.

El Camino

Dentro de las opciones que teníamos de recorrer El Camino, habían varias, pero la que más nos llamó la atención fue El Camino Francés, que es el más popular entre los peregrinos y además y tiene el incentivo de poderse empezar desde St. Jean de Pied de Port en Francia, lo que implica ascender Los Pirinéos y cruzar la frontera con España.
De ahí atravesar 7 comunidades del Norte de España, recorriendo sus caminos y conociendo sus ciudades, pueblos, habitantes y costumbres. Según los libros el recorrido es de 760 kms aproximadamente.

Qué son el Pasaporte de Peregrino y La Compostela?

El pasaporte es un librillo con el que se identifica a los peregrinos, y donde estos piden se coloquen los sellos de los lugares por donde pasa y sobretodo, de los albergues en donde pasa las noches. Al final del Camino, al llegar a Santiago, este sirve de evidencia para solicitar la Compostela. Sin uno de estos no es posible quedarse en los Albergues.
La Compostela es el certificado, en Latín, de que el Peregrino cumplió con los requisitos mínimos para ser declarado de Peregrino del Camino de Santiago. Estos son hacer el recorrido de mínimo 100 kilómetros a pié o 200 a Caballo o en Bicicleta.

El Diario

Finalmente de seis personas que querían ir, solo fuimos dos. Ricardo González y yo. A continuación encontrarán mi experiencia en El Camino.

Miércoles 25 y Jueves 26 de Mayo:

Viajamos en la noche del miércoles 25 de Mayo de Bogotá a Madrid (llevamos nuestras bicicletas), llegando a Barajas a las 3pm (hora local) del día siguiente debido a un atraso de 4 horas de la Aerolínea. Una vez allí y de acuerdo con la investigación previa, compramos los boletos de tren para viajar a Pamplona al día siguiente (viernes 27 de Mayo). El primer problema que encontramos fue cómo transportar las bicicletas en sus respectivas maletas a casa de unos amigos que amablemente nos ofrecieron hospedaje, ya que no habían taxis camionetas donde cupieran las dos y además las personas de información del aeropuerto no conocían de otra opción (antes de regresar a Colombia nos informaron de un servicio de camionetas de Aeropuerto muy bueno y económico). Finalmente, ese día tomamos 2 taxis (importante conocer las tarifas antes de tomar taxi, ya que al igual que en Colombia, en algunos casos los taxistas se aprovechan de los turistas). Esa noche la pasamos en Alcobendas, una población cercana a Madrid.

Viernes 27 de Mayo:
Madrid a Pamplona en Tren, de Pamplona a Roncesvalles en Bus y de Roncesvalles a St. Jean de Pied de Port en Bicicleta.
Para nuestra suerte, los amigos de Madrid nos llevan en su carro a la estación de Atocha para tomar el tren y las 2 bicicletas cupieron en este vehículo. Cuando fuimos a abordar el tren (7am) nos informan que las maletas de las bicicletas son demasiado grandes y no se podrán llevar en la cabina. Afortunadamente el tren lleva muy pocos pasajeros y finalmente nos permiten llevar las bicicletas en la cabina (la mejor manera de viajar con bicicleta es en bus). Una vez en Pamplona (12:30pm) armamos las bicicletas (con todo y alforjas) en la estación del tren y las maletas con las cosas que no necesitamos, las enviamos a Madrid por correo y procedemos a buscar información de cómo llegar a St. Jean de Pied de Port. Hacía calor. Para esto fue necesario tomar el bus (6pm), prácticamente para peregrinos (pié –bici), que nos llevó a Roncesvalles (7pm). Mientras que salía el bus conocimos los sitios más importantes de Pamplona, en bici. Una vez en Roncesvalles decidimos ir en bicicleta a St. Jean sin saber como sería el cruce de la frontera y sin saber dónde nos quedaríamos en dicha población. Tuvimos que ascender aproximadamente 2 kilómetros para empezar el descenso hacía St. Jean. Después de un par de horas, cruzamos la frontera sin darnos cuenta y finalmente llegamos a St. Jean a las 9pm y sorpresivamente fue fácil conseguir un albergue en donde compartimos una habitación con 4 brasileros. Una vez nos aseamos, salimos a La Casa de Amigos del Camino en donde recibimos el Pasaporte y luego salimos a buscar que comer. St. Jean es un pueblo francés muy bonito y de hecho ahora me arrepiento de no haber pasado un día completo allí.

Sábado 28 de Mayo:
St. Jean de Pied de Port – Puente La Reina (108 Kms)
Madrugamos, al igual que todos los peregrinos y a las 7am salimos en busca de los pirineos, pero esta vez por el Camino y no por la carretera como lo hicimos el día anterior. Desde que arrancamos encontramos un ascenso muy fuerte de aproximadamente 25 kms con partes de pavimento y partes de trocha. Desafortunadamente un frente frío llega a la zona y las temperaturas son muy bajas además de que llovizna por un buen rato. Finalmente hacia las 12 del día llegamos a la cima de la montaña. Iniciamos el descenso por El Camino, la mayoría del tiempo por camino destapado, hasta que encontramos pasos muy difíciles para la bicicleta y debido al cansancio y el hambre, decidimos tomar la carretera. Almorzamos y continuamos por carretera hacia Pamplona. Allí encontramos las flechas del Camino y las seguimos. Después de salir de Pamplona, encontramos un nuevo ascenso no muy largo y llegamos a un alto en donde se tiene una vista muy linda de Navarra. Después de un descenso peligroso por lo empinado y por las piedras sueltas, sin mencionar el peso de las alforjas, finalmente llegamos a las 9pm a Puente La Reina en donde encontramos un albergue muy bueno en donde nos sirven comida y podemos descansar después del día más duro de todo el recorrido. Ahora creo que lo ideal es quedarse en Pamplona para descansar y disfrutar de dicha ciudad en la noche.

Domingo 29 de Mayo:
Puente La Reina – Logroño (76 Kms)
Desayunamos y salimos del albergue a las 9am. Dimos una vuelta por el famoso Puente La Reina y continuamos nuestro camino. Después de unos kilómetros, alcanzamos a Luis Hidalgo, español de Asturias con quien compartimos el resto del recorrido. Luis había hecho el recorrido el año anterior solo, y de nuevo lo recorre este año, lo que para nosotros significa tener un libro abierto y una oportunidad de aprender y conocer mas del Camino, de España y de las diferentes culturas de la región. Este día fue de contrastes ya que inició con frío pero soleado, con tramos buenos y otros intransitables montando la bici. Recorrimos pueblos muy bonitos y otros sin mucho encanto. Luis nos recomendó dormir en un pueblo mas allá de Logroño debido a que los albergues de las ciudades grandes por lo general se llenan mucho, pero llovió y decidimos quedarnos en Logroño de todas formas en donde efectivamente el albergue se llenó debido al mal clima. Posiblemente por esto Logroño no me pareció bonito.

Lunes 30 de Mayo:
Logroño Villafranca - Comunidad de Burgos (92 Kms)
De nuevo somos los últimos en salir y de nuevo el clima no nos es favorable a pesar de que no llueve. Con un día nublado y frío salimos de Logroño con la intención de llegar a Burgos pero debido al cansancio acumulado que empieza a sentirse, sobretodo en la parte noble, hace que antes de iniciar el ascenso a los montes de Oca decidamos quedarnos en Villafranca, aproximadamente a las 4 de la tarde y así poder descansar y recobrar energías para el día siguiente. Para resaltar, la población de Santo Domingo en donde paramos a almorzar y a la salida de Logroño un parque muy bonito en donde un monje peregrino regala galletas y fruta a todos los peregrinos poniendo su sello en los pasaportes de quienes pasamos por allí.

 

Martes 31 de Mayo:
Villafranca – Boadilla del Camino (114 Kms)
Sin duda el mejor día de todo el recorrido debido a todos los paisajes, buen clima y contrastes que vivimos después de un buen descanso. Iniciamos subiendo los montes de Oca por trochas variadas pero con naturaleza muy bella. Al final del ascenso como premio, el sol brilla y nos da una preciosa vista de Burgos a lo lejos. Llegamos a Burgos, que me impresionó por su arquitectura y balance de naturaleza con parques y zonas verdes. La Catedral, sencillamente impresionante. Almorzamos en el centro de la ciudad y después de dar una vuelta para conocer, continuamos siguiendo las flechas que indican el Camino a Santiago. La salida de Burgos muy fácil y agradable lo mismo que los paisajes de campo aledaños a la ciudad. Encontrábamos subidas a mesetas y descensos a pequeños valles acompañados de un radiante sol que no quemaba. Casi un clima ideal para un ciclomontañista. Todo esto ayudo a que pedaleáramos con el incentivo de unos paisajes inolvidables y los cuales no se ven reflejados en toda su belleza por las fotos que tomamos. El cansancio no lo sentimos y finalmente hacia las 9pm nos dimos cuenta de que era hora de buscar donde dormir y finalmente encontramos un albergue muy bueno en Boadilla del Camino, en donde comimos y descansamos muy bien.

Miércoles 1º de Junio:
Boadilla del Camino – Puente de Villarente (120kms)
De nuevo fuimos los últimos en salir del albergue a eso de las 9am. Es evidente que los caminantes salen muy temprano y paran alrededor del mediodía. Y eso nos conviene ya que en las tardes son muy pocos los que encontramos y de esa manera los caminos están libres. Tomamos un buen desayuno y emprendimos nuestro camino con el objetivo de quedarnos en Mansilla de Mulas. Finalmente fue un día caluroso, a través las famosas planicies de Castilla Leon. Algunas partes del camino eran destapadas y con mucha piedra que dificultaba la marcha. En estos caminos se aprecia una buena suspensión delantera y un buen sillín. Nuestro compañero y guía, Luis sufrió bastante en este tramo. La idea de llevar crema para el trasero fue muy buena y en este momento la considero elemento básico para llevar a un recorrido como este.
Hacia las 6 pm llegamos a Mansilla de Mulas en donde no encontramos cupo ni en albergues ni en hoteles así es de que tuvimos que continuar al siguiente pueblo, Puente de Villarente, en donde pasamos la noche en un hotel relativamente económico (18 Euros por persona). Fue muy bueno quedarnos ahí ya que pudimos bañarnos con agua caliente y además lavar la ropa.

Jueves 2 de Junio:
Puente de Villarente – Astorga (76 kms)
Aprovechamos el horario de hotel y salimos hacia las 11am. Al cabo de 1 hora estábamos en la ciudad de León, en donde paseamos y conocimos un poco. Es una ciudad bonita pero no se compara con Burgos. Saliendo de Leon, debido a la mala señalización nos perdimos y terminamos en una autopista de la cual un equipo de trabajo de carreteras nos ayudó a salir para encontrar de nuevo El Camino. Llegamos a Astorga en medio de un fuerte calor y afortunadamente en el camino encontramos máquinas de gaseosas y jugos para hidratarnos y refrescarnos un poco. Esto además de fuentes de agua potable durante todo el recorrido. Nos quedamos en un albergue relativamente nuevo.

Viernes 3 de Junio:
Astorga – Villafranca del Bierzo (86kms)
Salimos a las 8am para enfrentar el ascenso a la Cruz de Ferro. Luis nos decía que este ascenso sería muy duro, sin embargo no lo fue, tal vez por llevar varios días pedaleando o por haber ascendido los pirinéos que en realidad si fue difícil. A mitad del ascenso llegamos a Rabanal del Camino en donde comimos algo en un albergue que Luis conocía (Albergue de Nuestra Señora del Pilar). Lo curioso de este lugar es que tiene una pared cubierta por billetes de todas partes del mundo, dejados por peregrinos como testimonio de su paso por allí. Para fortuna mía, había un billete de $2000 pesos colombianos. A mi regreso a Madrid envié por correo otro par de billetes para que fueran incluidos en tan grande colección. Una vez allí descansamos un rato y nos hidratamos. Iniciamos un fuerte descenso en el que conocí a Pedro Santos quien venía en bici desde Barcelona y llevaba una semana más que nosotros. Tenía una bicicleta muy bien equipada y llevaba un GPS. También cruzamos caminos con varios ciclistas aunque algunos iban por la carretera y no por el camino. Después de compartir unas fotos y unas palabras, cada uno siguió su camino. Llegamos a Ponteferra una población muy bonita y con edificaciones impresionantes, incluyendo un castillo medieval. Después de unos kilómetros mas, llegamos a Villafranca en donde nos quedamos en un albergue muy bonito y atendido por personajes muy particulares. Salimos a comer y volvimos bastante afectados por los vinos ingeridos, los cuales nos ayudaban a dormir sin escuchar los ronquidos de los demás peregrinos. El encargado nos recibió con comentarios chistosos y un “Chupito” que es como un trago fuerte o pluscafé. Con eso quedamos listos para descansar.

Sábado 4 de Junio:
Villafranca del Bierzo – Sarria (82kms)
Hacia las 9am salimos del albergue entre las montañas de Galicia con la expectativa de cuándo iniciaría el ascenso a O’Cebreiro. Los primeros 20kms fueron fáciles por lo planas y además porque el recorrido se hacía por una cicloruta paralela a la carretera. Después de llegar a una población conocida como Hopital, se inicia el ascenso en pavimento, por ratos muy, inclinado pero pedaleable. Supongo que después de más de 500 kms ya el cuerpo y las piernas se acostumbran al esfuerzo diario. El trasero es el que no se acostumbra y duele igual todos los días hasta que uno es el que se acostumbra al dolor. Finalmente llegué a La Faba en donde paré a tomar y comer algo. Después de unos minutos continúe el ascenso, encontrando un camino empedrado muy empinado donde tuve que bajarme de la bici. Al ver esto, un campesino me saludo con la famosa frase “Buen Camino Peregrino”, y adelante encontré una trocha no tan empinada en donde pude pedalear de nuevo. Este era un paraje muy lindo. El camino bordeaba la montaña en ascenso y en algunas partes encontré trocha difícil que requería de mucha técnica sobretodo por el peso de las alforjas que hace que la bici sea mas difícil de maniobrar. Encontré un pueblito ganadero en donde había máquinas de gaseosas y aproveche para tomar algo. Seguí adelante encontrando peregrinos caminantes, quienes amablemente me cedían el paso. Finalmente llegue a O’Cebrerio en donde nos encontramos con Luis y Ricardo y conseguimos los sellos de la Iglesia. Aquí ya encontramos gente hablando Gallego. Este es definitivamente un sitio turístico con una vista impresionante. Desde acá el lejano sueño de llegar a Santiago se hace cada vez más real. Hasta este punto era una etapa, pero debido a que era mediodía y no estábamos tan cansados, decidimos continuar hasta Sarria. Iniciamos el descenso por El Camino pero mientras este subía y bajaba, la carretera paralela solo bajaba. Después de un rato mis piernas sintieron estos esfuerzos y decidí tomar la carretera. Creímos que sería sencillo llegar a Sarria, pero encontramos varias colinas que subir y bajar antes de llegar. Una vez en Sarria (5pm), Luis nos llevó a un albergue, en el que se quedó el año pasado y conocía a su dueña quien nos atendió muy bien y nos dio una habitación a los 3 por 18 Euros. Luego de asearnos salimos a una zona de bares y restaurantes junto al río, en donde tomamos una jarra de Sangría y esto sumado al vino de la comida de nuevo nos ayudó a descansar.

Domingo 5 de Junio:
Sarria – Melide (67 kms)
De nuevo salimos de últimos hacia las 9am que es la hora en que cierran los albergues para limpiarlos antes de que lleguen los peregrinos hacia el mediodía. Desayunamos algo y pedaleamos a través de las calles de Sarria, encontrando un par de edificios antiguos muy llamativos. Una vez fuera de la ciudad pasamos por un bosque impresionante que me trajo la mente cuentos acerca de Las Megas o Brujas, famosas en Galicia. La cantidad de caminantes es cada vez mayor ya que nos acercamos a Santiago. Se ven mas españoles, ya que al principio vimos muchos alemanes, franceses y de otras nacionalidades distintas a los españoles. A mediodía encontramos Portomarín, una ciudad muy bonita, junto a un lago que contrasta con las montañas verdes. Allí almorzamos y dimos una vuelta por el centro. Luis nos anticipa que en Melide comeremos pulpo, en un sitio famoso de la zona. Salimos de Portomarín y las famosas flechas amarillas nos llevan a través de un puente sobre el lago y de allí en adelante, bajo un sol radiante y rodeados de naturaleza pedaleamos acercándonos cada vez más a Santiago. En uno de estos parajes paré a tomar algunas fotos y una vez arranque sentí que había algo mal con la bici. Efectivamente la cadena se rompió y desafortunadamente para mi, Ricardo y Luis iban adelante y no tuve manera de avisarles. Afortunadamente tenía las herramientas necesarias y después de casi 1 hora pude solucionar el problema. Varios peregrinos ofrecieron su ayuda y algunos hasta se quedaron hablándome por un rato. Después de solucionar el problema, continué mi camino llegando a Pallas do Rei, donde pensé que iba a encontrar a mis compañeros de viaje. Por fortuna tenía el número del teléfono celular de Luis y lo llamé. Dijo que iba camino a Melide y me dio el nombre del hotel en donde debía encontrarlos. Continué mi camino y casi dos horas después llegué a Melide donde tomé varias gaseosas para calmar la sed por el esfuerzo hecho y por el calor. Finalmente llegué al hotel que consiguió Luis por un precio bajo y encontré a mis compañeros de viaje. Me bañé y salimos a comer. Fuimos a la famosa Pulpería Ezequiel donde obviamente comimos pulpo, el cual estuvo delicioso.
Desde Melide, estamos a pocos kilómetros de Santiago.

Lunes 6 de Junio:
Melide – Santiago de Compostela (58km)
De nuevo aprovechamos el hotel al máximo, lavando ropa y durmiendo y descansando lo que mas se pudo. Salimos hacia las 10am bajo un sol caluroso y recorriendo caminos llenos de peregrinos amables y alegres. El final de la etapa no fue tan fácil por las colinas empinadas. Cada vez que subíamos una, creíamos que desde la cima veríamos Santiago pero no fue tan sencillo. Finalmente divisamos la ciudad desde la última cima y buscamos las cúpulas de la catedral en donde reposan los restos del santo pero desde allí no fue posible. Entonces tomamos algo y bajamos a la ciudad en busca de nuestra meta soñada. La entrada el casco antiguo de la ciudad me dejó pasmado. Es algo verdaderamente impresionante y la catedral, ni se diga. Lo primero que hicimos fue buscar una pensión dentro de la ciudad antigua. Nos instalamos, nos aseamos y salimos a reclamar la Compostela. Este fue un momento emocionante, casi comparable y recibir el cartón de bachiller o de profesional después de toda la preparación y el esfuerzo. Inmediatamente salimos a tomar fotos en la catedral y frente a ella nos quedamos viendo el atardecer. La plaza y la catedral nos dejaron atónitos por un largo rato que es necesario para descubrir todos los detalles de la misma. Fuimos a la estación de buses donde compré mi boleto de regreso a Madrid para el día siguiente. Luis hizo lo mismo para volver a Asturias. Ricardo esperó a su mujer y se quedó un par de días más. Finalmente fuimos a comer ya caminar alrededor de la ciudad. Al día siguiente, antes de partir di vueltas por la ciudad y la catedral en bicicleta y finalmente regresé a Madrid.

Después de realizar este sueño, fueron muchas cosas las que aprendí. Esta experiencia me sirvió para conocerme mejor, para conocer nuevas culturas, personas y lugares. La vivencia espiritual es inmensa debido al tiempo que se pasa en soledad con los pensamientos, cosa que acerca al creador. Tal vez la enseñanza más grande es que somos peregrinos en el camino de la vida y depende de nosotros si queremos disfrutarlo o no.

Nota: En los kilometrajes mostrados, hay que tener en cuenta posibles descalibraciones del cuenta kilómetros utilizado, y los recorridos extra que se hicieron en los diferentes pueblos y ciudades.

Cualquier duda o comentario con respecto a este escrito lo pueden enviar a heacevedo@hotmail.com.

LEONARDO PAEZ HACE HISTORIA PARA COLOMBIA

Por Andrea Bianco

Agosto 13 de 2006

Como todos creo ya saben Leonardo Paez consiguió la primera medalla para Colombia en un mundial de ciclomontañismo. En este campeonato de Marathon estaban presentes todos los corredores que cuenta el deporte. El único ausente era el campeón olímpico Absalon que esta alistándose para viajar para Nueva Zelanda.

El recorrido de la marathon  era de 100 Km. con 3200 metros de elevación positiva (subida) y 3400 de elevación negativa (bajada).  Aquí estamos en la casa del montainbike y el recorrido era para corredores completos, porque casi todos los tramos de los descensos eran en single tracks (donde hay paso para un solo corredor) con barro, raíces y piedras. Creo que los organizadores franceses se pasaron con lo que tiene que ver la peligrositas de las bajadas que en algunas partes pasaban al lado de barrancos y sin protección. Esta zona está muy reconocida por todos los apasionados al ciclismo por las míticas subidas del Alp D´Huez y el Galibier.

En esta cita había un poco de  Colombia con los cinco ciclomontañistas que en toda la temporada han corrido con sus equipos de marca en territorio italiano y que yo he venido entrenando en los últimos años. Dos son de la categoría Elite: Leonardo Paez y Jhon Jairo Botero y tres sub. 23 Julio Caro, Mario Rojas y Julián Becerra. Al final todos  fueron protagónicos en la carrera entrando  entre los primero cincuenta.

El día domingo amaneció con cielo nublado y lluvia y una temperatura muy baja, cercana a los cinco grados. Las bicicletas estaban preparadas con la llanta delantera para el barro  y una para terreno rápido atrás, pero por el terreno mojado decidimos montar una para barro también en la rueda trasera. La salida  tenia una subida de 3 Km. Y después era importante no perder terreno en los  8 Km. de la primera bajada. Está tenía  1000 metros de desnivel y era diseñada sobre un recorrido de free-ride con los primeros Kilómetros por un tobogán y después se desarrollaba adentro un bosque con un sendero lleno de raíces y piedras. 

Los  favoritos en este terreno eran  los suizos Sauser, Frishnecth y Naef y el holandés Brentjens. Leonardo Paez entraba entre los favoritos por ser el ganador de la copa del Mundo de la disciplina y  el mejor escalador del lote y salía con la mentalidad de ganarse una medalla.

Después de haber hecho el reconocimiento del recorrido en los días previos, los nuestros se lamentaron que las subidas no eran  tan duras como esperaban para hacer sufrir los rivales y recuperar el tiempo que los especialistas les estarían quitando en los tramos técnicos. Cuando verá una generación de bikers (ciclomontañistas) colombianos crecidos en el bicicross? La salida fue a las 12.30 p.m., 45 minutos después de las damas. Leo salía con el número 4 en primera fila y los otros colombianos en la barriga del lote.

La salida fue explosiva, porque era importante llegar al tramo de bajada técnica en punta. Leo consiguió salir en los diez primeros, pero en una curva en subida tuvo que bajarse de la bicicleta y subir al trote a causa de una frenada de los corredores que lo precedían. Salió del problema y al comienzo de la bajada iba de décimo. Mientras iba a uno de los puntos de asistencia, que en los marathon son complicadísimos de alcanzar porque están en el medio de las montañas, pude ver una parte de la bajada por el tobogán. En punta venían los suizos Frishnecth, Naef y Sauser y daban la impresión de estar utilizando unas motos de enduro por la velocidad y no unas bicicletas. Cuarto y un poco más cauteloso venia Brentjiens y Leo se mantenía en el noveno lugar atrás de un italiano.

El siguiente punto que pude ver en la punta se encontraban  Naef y Sauser que subían fuerte. Leo venia a 35 segundos con el italiano Pallhuber y Frishnecth. Julio venía a dos minutos, a 2.30 Mario, a 3 Jhon y a 3.30 Julián, todos en los primeros sesenta de los 140 participantes.

Lo que sigue es con las palabras de Leonardo. “Después de 4 Km. de la subida de 19 km. pude conectar con los punteros, Pallhuber se mantuvo a mi rueda y Frishnecth se quedó un poco. Como entré los punteros frenaron por unos segundos, pero rápidamente comenzamos a poner ritmo entre todos con Pallhuber que venia a rueda sin colaborar. Al rato entró el sueco Kessiakof y el belga Paulissen. Así coronamos los siete. Comenzamos a bajar y yo me puse de quinto en el lotecito. Naef bajaba muy fuerte, con Sauser a rueda, pero tuvo un percance mecánico (rompió los tornillos de los platos) y se quedó. Al final del duro descenso llego primero Naef con el italiano (Pallhuber), yo a unos veinte segundos y atrás a unos segundos Paulissen y Kessiakof.

En la siguiente subida de 12 Km. para el Alp D’Huez nos juntamos otra vez los cinco. Aquí aceleré  y Naef se vino conmigo. Los otros se quedaron un poco y nosotros comenzamos a trabajar juntos. Yo veía que el estaba tan fuerte como yo en la subida, tenía dolor en las piernas por la muchas vibraciones de las piedras, pero con la respiración venía bien. Sabía que en la bajada el suizo era un poco más fuerte, pero trabajando con él me estaba asegurando una medalla y en este deporte nunca se sabe, porque el podía quedarse por mala alimentación, falta de fondo o un problema técnico. Probé a soltarlo al final de la subida, pero no pude, Él bajó en punta, la bajada estaba durísima con muchas raíces, pero al final me había quitado solo 30 segundos. Aquí  recogí mi hidratación y me lancé a la persecución. Lo pude alcanzar en la siguiente y ultima subida de 2 km. Probé a soltarlo, pero estaba muy fuerte.

En la siguiente  bajada muy técnica de 8 Km. para llegar a la meta en  Borg D’Oisans me pudo sacar solo 30 segundos. Todavía sabía que estaba con posibilidades, le di con todo, pero la desventaja no bajaba y no lo podía alcanzar. Pasamos por el pueblo y nos faltaba un circuito de 3 Km., todavía pensé que podía llegar con él, pero la desventaja se quedó en los 30 segundos. Cuando vi a los 700 metros de la meta que era imposible, entendí que hoy mi lugar era el segundo. Bajé el ritmo un poco porque el tercero (Paulissen) venia lejos, Andrea me pasó la bandera de Colombia y entré a meta”. Pero además de esta medalla, tenemos dos virtuales, porque Julio  entró  22º y primero sub 23 y Mario  32º y tercero sub 23. Jhon Jairo entró  25º, unos minutos atrás de Julio. También Julián sacó un buen resultado con estos rivales mundialistas entrando de 50º.

Todos me comentaron que la carrera fué durísima y la más dura que han corrido hasta ahora. Con Leo analizamos lo sucedido en la competencia y en los días precedentes a la carrera y entendimos donde se hizo un pequeño error en la preparación, pero estaba fuera de nuestro alcance  no estando en control de la logística porque el dinero para estar en Francia lo puso el equipo de marca. Pero en el próximo año en Bélgica no lo vamos a repetir!!

Saludos cordiales, Andrea Bianco

 

HISTORIA DEL MTB COLOMBIANO (Escrito para la revista Retorno)

Por: Aleksey Pertuz B /Oscar Martínez

La practica de este deporte nace a comienzos de los años 70 en las montañas de California USA, por la necesidad de experimentar con una máquina que no contaminara ni erosionara el terreno donde se practicaban carreras de descenso en motocicleta. En sus inicios se utilizaban bicicletas de cross y allí comenzaron los cambios para poder sortear las dificultades del terreno como la utilización de unas llantas más grandes y la incorporación de los cambios traseros para poder ascender al inicio de los descensos

Algunos corredores como Gary Fisher y Tom Ritchey ya comenzaban a realizar grandes cambios en sus máquinas y así con esta necesidad de llegar más alla dieron comienzos a este magnifico deporte.

En Colombia, el Ciclomontañismo o el mundialmente llamado Mountain Bike llega a principios de 1.989 cuando en Antioquia aparecieron los primeros visionarios con sus rudimentarias bicicletas que aprovechando los terrenos por donde transitaban las mulas y con machetes se abrieron caminos entre los bosques de nuestro territorio.Los Ciclomontañistas son como unos exploradores de la naturaleza.Con sus gruesas bicicletas prefieren aventurarse por ásperos caminos llenos de subidas y bajadas abriendo trochas con las ruedas anchas que parecen animales de carga recorriendo caminos de herradura o de tierra, o los hay más arriesgados aún; se lanzan desde lo más alto de una montaña en una carrera vertiginosa en descenso que desafía piedras, troncos o cualquier obstáculo natural que se aparecen en la ruta.

En 1.990, la UCI (Unión Ciclística Internacional) ente que regula el ciclismo a nivel mundial, lo reconoció como deporte, en la actualidad Francia e Italia son las potencias mundiales.En América se disputan la supremacía Colombia y Canadá como quedó demostrado en el último campeonato panamericano de la especialidad celebrado en la Patagonia Argentina a finales de marzo de 2.007.

El Ciclomontañismo se practica como deporte de aventura o competencia, en donde la aventura se desarrolla de manera recreativa por senderos, bosques, desiertos y escenarios donde el aficionado se pueda divertir y sentir la adrenalina que desata este deporte. Las empresas de ecoturismo han creado los ciclopaseos que es una manera segura y cómoda de iniciarse en esta modalidad o existen ya en nuestro país sitios de Internet donde se pueden conseguir mapas de rutas diseñadas con gps. por grupos o clubes que tienen como único objetivodifundir la práctica de este deporte extremo.

En cuanto a las competencias los deportistas se han organizado y formado clubes para mejorar el rendimiento físico y técnico y recibir el apoyo de de sus compañeros en estos eventos deportivos de gran exigencia. Existen cuatro modalidades que se practican en nuestro pais: circuitos de cross country o campo traviesa, el downhill o descenso, el maratón o punto a punto y el four cross o 4X.La primera es la más popular y la única aceptada por el momento como deporte de tipo olímpico.

Todas ellas se desarrollan en escenarios naturales como montañas y bosques aunque también se practica en parques o se diseñan escenarios que presentan las condiciones necesarias para cada especialidad.

La modalidad que más deportistas reúne es el cross country (XC) que se practica en grupos por categorías de edades, en un circuito o pista que debe tener una longitud aproximada de 5 Km. Generalmente sobre un sendero escarpado y lleno de dificultades, el Ciclomontañista realiza un gran esfuerzo en ascenso y descenso en una verdadera aventura en medio de la naturaleza.Es una competencia de resistencia, habilidad y fortaleza en la que gana el que cruce de primero la meta dependiendo de la categoría a que corresponda su edad en damas o varones.

La bicicleta de campo traviesa debe ser apta para esta modalidad teniendo como características principales el ser fuerte para resistir las condiciones del terreno y liviana para mayor comodidad en los ascensos,tener una o dos suspensiones para amortiguar golpes y darle seguridad al deportista, tres platos que combinados con 9 piñones produzcan 27 relaciones diferentes que faciliten su accionar en los diferentes y difíciles terrenos. La vestimenta consta de una lycra cómoda con badana para que amortigüe con el sillín, un casco liviano, guantes y zapatillas con calas para mejor agarre y seguridad del deportista.

En el down hill (DH), en cambio, los corredores compiten de manera individual y contra el cronómetro, con intervalos que van desde los 30 segundos hasta los tres minutos dependiendo de la cantidad de competidores y la dificultad del recorrido; descienden a grandes velocidades sorteando todo tipo de dificultades como huecos, troncos, saltos y piedras.El ganador es el que menos tiempo realice en el descenso. Es una modalidad que atrae mucho público por los saltos y derrapes espectaculares de los deportistas

Esta modalidad es más riesgosa por lo que exige bicicletas mucho más especializadas, fuertes y resistentes que las anteriores.A diferencia de estas sólo utiliza un plato grande que brinda mayores velocidades.Su geometría es muy parecida a la de una moto.Doble suspensión, manubrio de doble altura para mayor control, su asiento es más largo y bajo que facilita la acomodación del piloto y sus llantas mucho más gruesas para evitar pinchazos por los golpes y mayor agarre en las curvas.La vestimenta es especial, lo protege por completo ya que la caídas son frecuentes y muy fuertes.Primero se coloca un uniforme interior con refuerzos en fibra y encima otro compuesto de pantalón largo.Los guantes son largos y naturalmente, se usa un casco integral que cubre toda la cabeza.

El Maratón (MX), es una modalidad relativamente nueva; consiste en una competencia individual de un punto a otro en el que el terreno es también a campo traviesa, combina en ciertas ocasiones carreteras en terrenos destapados y en pavimento, pero no más del 15% del recorrido que es aproximadamente de 60 a 120 Km. En estas competencias los corredores salen al mismo tiempo aunque separados por categorías, el extenso recorrido es menos tenso para los que tienen poca experiencia aunque es más exigente físicamente y hay que estar muy bien preparados para afrontar estos recorridos. Las bicicletas son iguales a las de cross country.

Además, de las modalidades tradicionales del Ciclomontañismo existe otra, el four cross (4X), es similar al downhill con la diferencia que se disputa entre cuatro corredores que parten al mismo tiempo desde una cima con el fin de llegar primero a la meta después de una rauda carrera en descenso en la que deben superar rampas, curvas pronunciadas e incluso banderolas en continuos movimientos en zig zag.La pista es más lisa que la de downhill, las bicicletas son iguales a la de downhill.

En Colombia, el ciclomontañismo tiene cerca de 15 años de vigencia.La C.C.C.M. (Comisión Colombiana de Ciclomontañismo) es quien lidera y organiza eventos a la cabeza de Jorge Ovidio Gonzáles C., su presidente. La Copa Nacional evento que agrupa los mejores Clubes del país consta de 6 validas disputadas en diferentes ciudades o pueblos del país; y el Campeonato Nacional por Departamentos que reúne lo mejor de nuestro país.De estos eventos se escogen a nuestros principales representantes a eventos internacionales.Cada departamento realiza Copas con validas regionales. Entre tanto la Capital de país también realiza su Copa.

Y, dentro de toda está historia lo más importante; aparte del dominio marcado a nivel de América, es la consecución del Campeonato Mundial de la Copa de Maratón del año 2.006, organizado por la UCI; ganado por Héctor Leonardo Páez quien también lidera el campeonato 2007., en la categoría Elite; el mejor Ciclomontañista en toda la historia de nuestro país; quien milita como cabeza visible en un equipo europeo: Full Dinamix de Italia, en compañía de Julio Caro, Jhon Jairo Botero, Mario Rojas, Julian Becerra, y otros que también integran equipos europeos.En damas, también incursionan en Europa la juvenil Laura Abril y Claudia Rubiano.


SITIO WEB DEDICADO A LA DIFUSIÓN DEL CICLOMONTAÑISMO COLOMBIANO / TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS © / TEL 258 72 11

who's online